Tecnología

Apple, Amazon y Google forman una alianza para crear dispositivos domésticos compatibles y seguros

Trabajarán juntas y con otras muchas compañías del sector para desarrollar un estándar de conectividad abierto y común para el hogar conectado

Altavoz inteligente de Sonos.
Altavoz inteligente de Sonos.

Apple, Google, Amazon y un nutrido número de empresas tecnológicas han anunciado la creación de un grupo de trabajo para desarrollar un estándar de conectividad gratuito para dispositivos domésticos inteligentes. El objetivo último es que puedan construirse dispositivos compatibles y seguros y facilitar la interconexión de cualquier equipo con independencia del fabricante.

Los citados gigantes tecnológicos están trabajando con la alianza Zigbee, una fundación creada en 2002 y formada por ejecutivos de docenas de multinacionales, entre ellas Samsung, Ikea, Comcast, Texas Instruments, Signify (antigua Philips Lighting), Samfy y Schneider Electric.

Las tecnológicas revelaron este miércoles, a través de un comunicado conjunto, el desarrollo de este proyecto, llamado Project Connected Home over IP, que trata de evitar los problemas derivados de los estándares propietarios como HomeKit (Apple), Alexa Smart Home (Amazon) y Google Weave (Google), que impiden la compatibilidad de cara al consumidor. 

En un comunicado, Google explicó cómo en la actualidad casi todos los elementos de una casa pueden conectarse ya a internet, permitiendo controlar de forma local y en remoto cámaras, cerraduras, termostatos, luces, etcétera. Pero esta avalancha de dispositivos domésticos inteligentes no ha ido pareja a la creación de “un estándar de conectividad, lo que ha provocado confusión y frustración entre los usuarios a la hora de entender qué dispositivos funcionan con cada ecosistema de hogar inteligente”.

La situación también supone “una gran carga para los fabricantes asegurarse de que todos los dispositivos sean compatibles entre sí”, añadió. Los fabricantes muchas veces han tenido que elegir un asistente de voz en particular (el de Amazon, Google o Apple) con el que hacer que su dispositivo sea compatible, lo que ha llevado a que funcione con Alexa, por ejemplo, pero no con Siri.

Las empresas aclaran que se "adoptará un enfoque de código abierto para el desarrollo e implementación del nuevo protocolo" y añaden que "el proyecto se basa en una creencia compartida de que los dispositivos domésticos inteligentes deben ser seguros, confiables y fáciles de usar". En esta línea, aseguran que "si el grupo de trabajo tiene éxito, los consumidores podrán estar seguros de que sus productos funcionarán en su hogar y serán capaces de configurarlos y controlarlos con sus sistemas preferidos". Es decir, obligar a los consumidores y a los fabricantes a elegir un asistente de voz sobre otro podría ser cosa del pasado, como apunta la BBC.

El nuevo estándar de conectividad se basará en el protocolo de internet (IP) y será gratuito para aumentar la compatibilidad entre productos para el hogar inteligente. El proyecto tiene la intención de aprovechar las tecnologías probadas en el mercado con el fin de acelerar la creación del protocolo y brindar beneficios a los fabricantes y a los consumidores lo más rápidamente posible.

El borrador de la primera especificación de este nuevo estándar, que debería facilitar la comunicación entre los diferentes dispositivos conectados, aplicaciones móviles y servicios en la nube, se publicará a finales de 2020. "Creemos que este protocolo tiene potencial para ser adoptado ampliamente en sistemas para el hogar y asistentes como Google Assistant, Amazon Alexa o Siri, de Apple", aseguran en su web.

Según aclaran en su web, el proyecto definirá un conjunto específico de tecnologías de red basadas en IP para la certificación de dispositivos. "Esperamos que los equipos compatibles deban implementar al menos una tecnología compatible y no necesariamente todas".  

El nuevo grupo de trabajo, que no pondrá fin a la competencia entre los tres rivales, invita a otros fabricantes de dispositivos y empresas del sector a sumarse al proyecto. Creen que la unión alrededor de este proyecto tiene mucho sentido y que si va bien hará que todo el mercado crezca y la oportunidad será mayor para todos.

Normas
Entra en El País para participar