Banca

BBVA vende a Intrum una cartera de préstamos fallidos de 2.500 millones

La operación es la mayor venta de una cartera de créditos fallidos llevada a cabo por el banco hasta la fecha

SEde operativa de BBVA en Madrid, en Las Tablas. Edificio La Vela
SEde operativa de BBVA en Madrid, en Las Tablas. Edificio La Vela

BBVA ha firmado la venta de una cartera de créditos fallidos (en su mayoría préstamos a consumidores) por valor bruto de 2.500 millones de euros. Esta operación es la mayor venta de una cartera de créditos fallidos que ha realizado BBVA hasta la fecha.

BBVA ha cerrado un acuerdo para transferir a Intrum una cartera de créditos fallidos sin garantía (conocida como ‘Proyecto Juno’). En los últimos dos años, BBVA ha cerrado varias operaciones de venta de carteras de préstamos, en su mayoría, de crédito promotor e hipotecario. Entre ellas, destaca la venta anunciada en diciembre de 2018 de una cartera de créditos (conocida como Anfora), por un valor bruto aproximado de 1.200 millones de euros, compuesta principalmente por créditos hipotecarios (dudosos y fallidos). Asimismo, en junio de 2018 firmó la venta de una cartera de crédito promotor por valor bruto de 1.000 millones de euros, llamada Sintra; y en julio de 2017, otra cartera de préstamos al sector promotor, con un valor bruto cercano a los 600 millones de euros, bajo el nombre de Jaipur.

Expertos financieros mantienen que BBV podría obtener unas plusvalías de unos 25 millones de euros, ya que la cartera está provisionada al 100%.

Con esta adquisición, Intrum fortalece su posición en el mercado español, al mismo tiempo que refuerza su posición como socio de referencia para las entidades financieras europeas. 

“Estamos muy orgullosos de haber cerrado un contrato histórico en nuestro mercado en España y de poder agregar esta cartera a nuestra actividad. Esta adquisición demuestra nuestra capacidad en la generación de valor para nuestros clientes y el compromiso con ellos en la prestación del mejor servicio, aplicando los más altos estándares éticos y de calidad en la gestión de crédito”, ha afirmado Alejandro Zurbano, director general de Intrum en España.

La cartera, enmarcada en el proyecto Juno, cuenta con más de 300.000 expedientes, la mayoría préstamos a consumidores. “Esta operación es la séptima que realiza Intrum en 2019 representando un hito en la estrategia de inversión de la compañía en España”, ha destacado Javier Aranguren, director de Inversiones de Intrum.

El grupo sueco se ha convertido en los últimos meses en uno de los protagonistas en la compra de cartera de préstamos fallidos o de activos inmobiliarios. En abril, de hecho, cerró la compra del 80% de la plataforma inmobiliaria Solvia.

BBVA logra así cerrar el año restando lastra a su balance en un momento en el que el BCE sigue presionando para que la banca se desprenda de sus activos tóxicos. Se da la circunstancia de que el banco no había realizado este año ninguna venta de carteras. La última venta fue el pasado año, cuando se deshiciera de 1.500 millones de euros en hipotecas impagadas. Pero su mayor operación de desagüe de activos tóxicos la llevó a cabo en 2017, cuando vendió todos sus inmuebles en un lote de 13.000 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar