Las excajas defienden ante las críticas de Podemos que pagaron un 9% más de impuestos en 2018

CECA alerta de que una subida de las tasas impacta en la competitividad

CECA Pulsar para ampliar el gráfico

El conjunto de las 10 antiguas cajas de ahorros asociadas a la CECA soportaron el pasado año 2.500 millones de euros entre impuestos y Seguridad Social, un 9% más que en el ejercicio anterior. Estos impuestos soportados, que son los que suponen un coste para las entidades afectan directamente a la cuenta de resultados. Si se suman los tributos recaudados, la contribución fiscal del sector ascendió a 4.997 millones de euros, un 3,3% más.

Esta es la primera vez desde que se realizan los informes de contribución fiscal de CECA (2016), que los tributos soportados superaron en tres millones a los recaudados, según el estudio realizado por KPMG.

Las entidades analizadas suponen el 40% del conjunto del sistema financiero español, y están representadas por Bankia, Caixabank, Ibercaja, Abanca, Unicaja, Kutxabank y Liberbank, y sus fundaciones. Durante la presentación del estudio CECA defendió que la contribución de las antiguas cajas se sitúa en niveles “muy razonables y equiparables a cualquier país europeo”.

La defensa de los impuestos que pagan las antiguas cajas coincide nuevamente con el discurso de Unidas Podemos, socio del PSOE para intentar formar gobierno, de que las entidades financieras apenas contribuyen con las arcas del Estado, las CC AA y las administraciones forestales, ya que su actividad es prácticamente nacional.

El director de asesoría fiscal de CECA, Juan de Villota, explicado en este sentido que, de cada 100 euros que ganan las asociadas a la patronal, 38 se destinan al pago de impuestos, lo que “dista de la realidad que se pretende trasladar del sector financiero” en cuanto a su contribución fiscal.

De los impuestos soportados por estas entidades un 39%, 974 millones (-4%), fueron contribuciones a la Seguridad Social, el IVA soportado no recuperable ascendió a 603 millones y el Impuesto sobre los Depósitos de las Entidades de Crédito (IDEC) -que equivale al 0,003% del total- fue de 150 millones, un 6% por debajo de un año antes. El tipo efectivo medio de Sociedades que abona el sector se situaría en el 22,5% de la base imponible, porcentaje que baja al 4% al tomar como referencia el resultado contable.

Sobre la propuesta de un tipo mínimo de Sociedades sobre el resultado contable Villota declaró que ni le parece “adecuado ni razonable”. Advirtió que todas las medidas sobre el Impuesto de Sociedades son “muy sensibles” sobre la competitividad, no solo del sector financiero, sino de España frente a otros países.

El 50% sobre los resultados del sector

CECA ha recordado que a los impuestos mencionados hay que sumarle otras cargas específicas para evitar crisis futuras. Para este objetivo, las entidades españolas realizan aportaciones a instrumentos como el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), el Fondo Único de Resolución (FUR) y el Mecanismo Único de Resolución (MUR). En 2018, las entidades adheridas a CECA realizaron aportaciones de 602 millones al FGD, de 209 millones al FUR y de 19 millones al MUS, unas cargas que impactan en resultados y que si se contabilizasen como tributos elevarían el tipo impositivo sobre resultados hasta casi el 50%, aseguró el director de asesoría fiscal de CECA.

Normas
Entra en El País para participar