El INE 'fusiona' las empresas que trabajan en los grandes grupos empresariales

Un cambio metodológico reducirá a la mitad el número de esas compañías

Trabajadores en la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona)
Trabajadores en la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona)

En España hay 3,41 millones de empresas, de las que 104.168 están integradas dentro de grandes grupos empresariales, según las últimas estadísticas del INE, correspondientes al 1 de enero de 2019. Este organismo identificaba hasta ahora la empresa con su número de identificación fiscal (NIF) y al mismo tiempo establecía la equivalencia con una unidad legal, de tal manera que había 3,4 millones de unidades legales en el inicio de 2019 y 104.168 adscritas a grandes grupos.

La adaptación de un reglamento europeo de 1993 a la normativa española va a obligar al INE a cambiar la metodología utilizada para contabilizar las empresas en España. Al margen de ese criterio quedan 3,31 millones de compañías (el 97% del total), ya que no existe ninguna duda de que forman una sola unidad legal (una perfumería o una panadería, por ejemplo). Los cambios se van a producir en las restantes 104.168 firmas integradas dentro de grandes grupos, que hasta ahora eran entendidas como una unidad legal cada una de ellas. Un criterio que planteaba dudas, ya que el citado reglamento europeo de 1993 fijaba que una empresa debía gozar de cierta autonomía en las decisiones para ser considerada como tal, algo que en la mayoría de casos no se producía.

La adaptación de la norma comunitaria va a provocar que de 104.000 unidades legales contabilizadas dentro de los grupos empresariales se pase a poco más de 50.000, según remarcan fuentes del INE. Esas mismas fuentes precisan que otro efecto del cambio metodológico será la reducción del número de pequeñas empresas y el aumento de medianas. “Si un gran grupo empresarial fabricaba coches, otra empresa producía los volantes y una tercera los vendía en un concesionario, las tres eran consideradas anteriormente como tres unidades legales diferentes. Ahora serán una sola unidad legal porque se considera que forman parte del mismo proceso productivo”. La 'fusión' de esas empresas integradas en los grandes grupos no afectará al empleo, puesto que se suma el de todas las unidades, pero sí afectará a otras estadísticas como la cifra de negocio, ya que para la obtención de esos parámetros habrá que sumar y restar los flujos financieros y económicos entre las distintas compañías.

El primer reflejo de ese cambio metodológico se podrá comprobar en la estadística de Explotación del Directorio Central de Empresas (Dirce), que se dará a conocer este viernes. Además de que habrá menos microempresas y más medianas, el segundo efecto directo será el trasvase de empresas desde los servicios a la industria, ya que en ese proceso de integración de compañías, la nueva compañía, que integre al resto, estará asociada a un código de actividad que corresponderá con la actividad principal, en su gran mayoría industria.

 

 

Normas
Entra en El País para participar