Comunicaciones

Indra firma un contrato con Lockheed Martin por 150 millones de euros

Suministrará elementos principales de la antena del radar AESA de vigilancia antiaérea de la fragata F110

Fragata F110.
Fragata F110.

Indra ha firmado un contrato con la empresa norteamericanaa suministrar los elementos principales de la antena del radar AESA (Active Electronically Scanned Arrays) de vigilancia antiaérea en banda S de las futura F110, uno de los sensores que convertirán a esta fragata en una de las más avanzadas de su clase en el mundo, tal y como informa la compañía. El importe del contrato asciende a más de 150 millones de euros y se extenderá durante siete años. 

El Vicepresidente y Director General de la Línea de Negocio de Sistemas Integrados y Sensores de Lockheed Martin, Paul Lemmo, y el Consejero Director General de Transporte y Defensa de Indra, Ignacio Mataix, cerraron el acuerdo en un acto celebrado en la sede de Navantia en Madrid.

La firma estuvo precedida a su vez por la rúbrica de un contrato entre Lockheed Martin y Navantia para equipar con radares banda S las cinco fragatas F110 españolas y el Centro de Sistemas en Tierra (CIST, Ground System Center), en el que se realizarán las pruebas del sistema.

En el marco de este acuerdo se encuadra el contrato con Indra, que contempla el suministro de elementos críticos para realizar la transmisión y recepción digital de cada radar. Este es por otra parte el primero de los contratos que Indra espera adjudicarse dentro de la fase de construcción de las cinco fragatas para dotarlas de los sensores que porta su mástil integrado.

El radar banda S de guerra antiaérea es uno de los sensores clave del buque y le aportará superioridad y dominio en zona de operaciones. Se trata de un sistema completamente digitalizado y construido con centenares de pequeños bloques o tiles independientes. Sus facetas planas repartidas alrededor del mástil reducen al máximo la sección radar del buque.

Gracias a estos bloques o tiles, el sistema podrá operar como si contase con varios radares trabajando de forma simultánea, lo que le dota de su capacidad multifunción. Podrá, por ejemplo, operar como un radar de largo alcance e integrar el control de los misiles, a la vez que fija el seguimiento sobre múltiples blancos.

Indra explica que se posiciona junto a Navantia como una de las empresas "mejor preparadas para cubrir las necesidades de las Armadas más modernas del mundo", interesadas en dotarse de nuevas fragatas que les aporten capacidades operativas para enfrentarse a las nuevas amenazas a un coste competitivo.

 

 

Normas
Entra en El País para participar