Bnaca

El juez procesará a la excúpula de Banco de Valencia por falsedad contable

La entidad fue intervenida por el Banco de España a finales de noviembre de 2011, al detectar un agujero de capital de unos 600 millones

El juez procesará a la excúpula de Banco de Valencia por falsedad contable

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz considera que hay indicios suficientes para juzgar a los exresponsables del Banco de Valencia, entre los que se encuentran el expresidente José Luis Olivas y el ex consejero delegado Domingo Parra, por presunta falsedad contable.Según el auto del magistrado, éste ha dado por concluida su investigación y ha emitido un auto de transformación abreviada, lo que en la práctica implica su intención de procesar a la excúpula de la entidad por un delito societario continuado de falsedad contable.

Banco de Valencia fue intervenido por el Banco de España a finales de noviembre de 2011, al detectar un agujero de capital de unos 600 millones que fue subsanado con una aportación de 1.000 millones del FROB, antes de ser adjudicada en subasta a CaixaBank. En su auto, Pedraz fundamenta su decisión en los indicios contenidos en los informes periciales del Banco de España, que fueron ratificados en sede judicial por sus autores.

Pese a las recomendaciones del Banco de España, señala el juez, la política expansiva marcada por el Consejo de Administración del banco e implementada por su consejero delegado -Domingo Parra- se mantuvo basándose en la aplicación de políticas de crédito caracterizadas por su "escasa prudencia y elevado riesgo". Ante los "reales malos resultados" del ejercicio 2009 se optó por efectuar una práctica contable dirigida a mantener una imagen de solvencia y rentabilidad de la entidad "que no se correspondía con la realidad del estado de la misma".

Ello se tradujo en la aprobación de unas cuentas anuales, las de los ejercicios 2009 y 2010 que no reflejaban la imagen fiel pues se basaban en ajustes contables dirigidos a "maquillar" tales resultados. Además de a Olivas y Parra, el juez cree que otros trece directivos son responsables de elaborar cuentas falsas al menos en los ejercicios 2009 y 2010, e incluye en su investigación al auditor de Deloitte Miguel Monferrer.

Olivas está a la espera de la sentencia del caso Bankia, en el que¡ la Fiscalía Anticorrupción solicita para él cinco años de prisión por presunta falsedad en las cuentas de 2010, delito al que suma el de estafa a los inversores. Por lo que respecta a Domingo Parra, está a punto de concluir el juicio por una operación crediticia de la entidad valenciana, plenario durante el cual el ex consejero delegado se declaró culpable de los hechos que se le imputaban y realizó un ingreso de 100.000 euros en la cuenta del FROB. Por ello, el ministerio público rebajó de cuatro a un año y medio su petición de condena.

Normas