Inversión

El gasto en I+D crece un 6% en 2018 hasta el 1,24% del PIB

La comunidad científica lamenta la "bajísima cifra" que se sitúa muy lejos del 2% del PIB de los principales socios europeos

Empleada en el laboratorio de GalChimia, con sede en O Pino (A Coruña).
Empleada en el laboratorio de GalChimia, con sede en O Pino (A Coruña).

El peso de la investigación en la economía española crece pero todavía se sitúa lejos de los niveles europeos. En 2018, el gasto en Investigación y Desarrollo (I+D) creció un 6,3% hasta los 14.946 millones de euros, lo que equivale al 1,24% del PIB, tres décimas más que en el año anterior, según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A pesar de ese crecimiento, los datos hacen prácticamente imposible que España alcance la meta comunitaria del 2% en 2020.

En este sentido, la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (RAC) ha instado al Gobierno que "se tome en serio la ciencia" y aumente los recursos, tras advertir de que "si no subimos la inversión en I+D, este país se va a quedar atrás". La academia ha lamentado la "insuficiente" cifra de gasto en I+D en 2018. "La cifra es bajísima. Deberíamos subir el gasto muchísimo más únicamente para estar en la media de los países de nuestro entorno", que es del 2% del PIB, ha criticado el vicepresidente del órgano, Esteban Domingo.

Domingo ha advertido de que con esa cifra de gasto "España no puede competir con países como Alemania, que quiere llegar al 4% en 2025 o Corea del Sur, que dedica el 4,5% anual. El resultado es que, en esos países, la tasa de paro ronda el 3%, mientras que en España supera el 14% y alcanza el 32% en los menores de 30 años, algo gravísimo".

Por ello, el organismo ha pedido al futuro Gobierno que cumpla el preacuerdo pactado entre el PSOE y Unidas Podemos, en el que ambas partes se comprometen a "apostar por la ciencia como motor de innovación económica y dignificar las condiciones de trabajo del sector y recuperar el talento emigrado".

Para ello, el Ejecutivo debería asegurar un aumento gradual de la inversión en I+D hasta situarla "al menos" en el 2% del PIB en la próxima década y eliminar el capítulo de los presupuestos generales del Estado dedicados a los créditos a las empresas porque "no se ejecutan" y es un dinero que "año a año" se pierde para la ciencia.

Empresas, un 57%; la Administración, solo un 17%

Las empresas fueron los entes que llevaron a cabo la mayoría del gasto en I+D: un 56,5%, un 9,3% más que en 2017 y el equivalente al 0,7% del PIB. Le sigue la Enseñanza Superiorcon el 26,4% del gasto (un 3,6% más y el 0,33% del PIB), la Administración Pública, con el 16,8% (0,8% más, hasta el 0,21% del PIB) y de las Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (IPSFL), con el 0,3% restante.

Según el INE, la I+D interna fue financiada principalmente por las empresas (49,5%) y la  Administración Pública (37,6%), seguida de los fondos procedentes del resto del mundo (7,9%), de la Enseñanza Superior (4,3%) y de las IPSFL (0,7%). Por sectores de ejecución, el gasto en I+D interna de la Administración Pública y de la Enseñanza Superior fue financiado, principalmente, por la Administración Pública (en un 82,4% y un 70,4%, respectivamente), mientras que el gasto en las empresas salió del propio sector (82,8%).

En 2018, la I+D sumaba 225.696 empleados a jornada completa, el 12 por mil de la población total ocupada y el 4,6% más que en 2017. El 40% del personal en I+D en jornada completa fueron mujereslos porcentajes más elevados de participación femenina se dieron en la Administración Pública (52,6%) y en las IPSFL (52,4%), mientras que en la Enseñanza Superior la presencia femenina bajó al 44,7% y al 31,6% en las empresas.

Las comunidades que más dinero dedicaron a la I+D fueron País Vasco (1,96% del PIB), Comunidad de Madrid (1,71%) y Comunidad Foral de Navarra (1,68%), y las que menos: Islas Baleares (0,41% del PIB), Canarias (0,47%) y Castilla-La Mancha (0,52%).
 
Por sectores, el INE precisa que las empresas del sector Servicios concentraron la mitad del gasto (50,4%), seguidas de la Industria (47,3%). Por ramas de actividad, destacaron Servicios de I+D (21,6% del total del gasto), Programación, consultoría y otras actividades informáticas (9,1%) y Farmacia (8,9%).

Normas