Socimi

Merlin logra su reto de vender deuda a 15 años a menos del 2%

Los títulos pagarán un cupón del 1,875% anual

Merlin logra su reto de vender deuda a 15 años a menos del 2%

Merlin ha completado este miércoles la colocación de una emisión de bonos a un plazo de 15 años por 500 millones de euros, en una colocación dirigida a cancelar parte de su actual deuda hipotecaria, aprovechando el favorable entorno de bajos tipos de interés. Finalmente, el buen apetito inversor ha conseguido mejorar las expectativas de precio de los bancos.

La socimi ha logrado un doble reto. Por un lado, vender deuda a 15 años, un plazo que hasta el momento estaba reservado a grandes compañías como Telefónica, y por otro, que tanto el precio como el cupón se sitúa por debajo del 2% y así ha sido. Merlin ha vendido bonos al 1,939%. Estos títulos devengarán un cupón anual del 1,875%.

"Esta emisión supone la mayor colocación por plazo realizada por una compañía inmobiliaria española hasta la fecha", explica la empresa.

La emisión partía de un diferencial de 180 puntos básicos sobre el índice de referencia midswap (tipo de interés de referencia en el mercado interbancario libre de riesgo) y finalmente se ha cerrado con un spread de 165 puntos básicos. Los nuevos bonos, que cotizarán en la Bolsa de Luxemburgo, se han colocado a un precio del 99,17% del nominal. La operación ha esto coordinada  por Banca IMI, BBVA, BNP Paribas, HSBC, Natixis y Santander. 

Fuentes de la compañía destacan el apetito que han mostrado los inversores extranjeros por el papel español. La demanda alcanza los 1.000 millones, un ejemplo de la solidez y confianza que despiertan las cotizadas españolas en un momento de fuerte inestabilidad política como el actual.

La última emisión de bonos de la compañía fue de 300 millones en noviembre de 2017 dirigida a inversores institucionales. La colocación de hoy es la primera que realiza la socimi a un plazo de 15 años. La compañía tiene actualmente una deuda bruta de 5.292 millones de euros, a la que restar una caja de 216 millones, según se recoge en los resultados del primer semestre.

Actualmente, los préstamos hipotecarios de la socimi cotizada en el Ibex alcanzan los 979 millones. El resto se reparte en 853 millones de deuda no hipotecaria, otros 3.250 millones en bonos corporativos (el grueso del pasivo) y 210 millones de una línea de crédito revolving.

De aquí a 2021 la socimi apenas tiene compromisos de devolución de esa deuda. Es a partir de 2022 cuando debe comenzar a devolver parte del grueso del pasivo, concretamente 700 millones. En cualquier caso, gran parte del pasivo (por 1.820 millones) se traslada a largo plazo, en el periodo entre 2026 y 2031.

El coste de la deuda hipotecaria actualmente es del 2,5%, el mayor para la socimi, que de media se financia a coste del 2,04%. La emisión de este miércoles es un paso más en los esfuerzos acometidos para rebajar el coste de financiación.

La compañía adquirió a Grupo San José la pasada semana el 14,5% de Distrito Castellana Norte (la empresa promotora de Madrid Nuevo Norte) por 168,89 millones en metálico, además de prestar a la constructora otros 86,39 millones a 20 años a un 2%. Esta emisión de bonos no está relacionada con esa operación, sino con la estrategia de ir abaratando y alargando plazo, que actualmente es a seis años de media.

Normas
Entra en El País para participar