Cómo saber con el móvil si hemos tomado demasiadas copas y no podemos coger el coche

Cómo saber con el móvil si hemos tomado demasiadas copas y no podemos coger el coche

El móvil puede echarnos una mano.

Todos sabemos que beber y la seguridad vial no se llevan nada bien, y que lo más recomendable siempre es, cuando hemos tomado alcohol, dejar el coche bien aparcado y marcharnos a casa en taxi, en autobús o en metro (si está abierto). Cualquier otra cosa que hagamos será una imprudencia que podría costarnos la vida a nosotros, a alguien que llevemos a bordo o a un conductor inocente que tuvo la mala suerte de cruzarse en nuestro (irresponsable) camino.

Pues bien, hasta que los móviles sean capaces de medir los niveles de alcohol soplando por algún orificio que instalen los fabricantes en el futuro, tendremos que movernos por el terreno de los cálculos aproximados gracias a aplicaciones para smartphones que nos ayudan a saber si podemos, o no, coger el coche.

Calculadora de alcohol, la clave

Para este cometido existen en las tiendas virtuales de iOS y Android una serie de aplicaciones que suelen anunciarse como 'Drink Tracker', y que tienen un funcionamiento muy simple pero que nos puede ayudar a saber si vamos a superar los límites legales de alcohol (en aire aspirado o en sangre) con los que podemos circular sin que nos multen.

Por refrescar la memoria, los conductores en general no podemos superar los límites de 0,5 g/l de alcohol en sangre y 0,25 mg/l en aire aspirado, mientras que noveles y profesionales tienen límites todavía más estrictos de 0,3 g/l en sangre o 0,15 mg/l en aire aspirado.

Tomando esos parámetros, vamos a usar cualquiera de las aplicaciones que os hemos comentado que tenéis disponibles para vuestros smartphones. Nosotros hemos escogido DrinkControl: Drink Tracker para iOS, y AlcoDroid Alcohol Tracker para Android ya que tienen n funcionamiento muy, muy parecido y son de las más populares.

DrinkControl: Drink Tracker para iOS.
DrinkControl: Drink Tracker para iOS.

El objetivo es ir sumando las bebidas que hayamos consumido, seleccionando el tipo y la cantidad, para que la aplicación haga el cálculo de cuánto alcohol hemos ingerido. De esta forma nos irá ofreciendo un dato estimado de cuáles podrían ser los porcentajes que daremos en caso de que nos pare la Guardia Civil o, sin temer a ninguna multa, decidir por responsabilidad dejar el coche y volvernos a casa con un amigo que no haya probado una gota.

Lo bueno de estas aplicaciones es que si, apuntamos todas las ingestas que hacemos, nos mostrará gráficos detallados de las cantidades que hemos bebido a lo largo de un periodo de tiempo, por lo que podremos ser conscientes de si nos estamos pasando y, al margen de conducir o no, tomar medidas.

Normas