Alimentación

Deoleo reexpresa las cuentas de 2018 y aumenta las pérdidas en 29 millones más

La compañía ha tenido que acometer "determinados ajustes contables" en su balance individual

Deoleo reexpresa las cuentas de 2018 y aumenta las pérdidas en 29 millones más

La compañía aceitera Deoleo anunció este viernes la reexpresión de sus cuentas individuales de 2018, que ha hecho elevar sus pérdidas de ese ejercicio de 133,3 millones a 162,1, 29 millones más. También ha modificado el resultado a 30 de junio de 2019, retirando casi 11 millones de euros del epígrafe "otras reservas", y minorando la pérdida hasta esa fecha en 782.000 euros, pasando a ser de 20,1 millones.

Dicha revisión tiene su origen en un requerimiento de la CNMV, que pidió información adicional, aclaraciones y recomendaciones sobre hasta nueve puntos de las cuentas anuales de 2018 y del primer trimestre de 2019. Según explicó la compañía al supervisor, dichos ajustes “no afectan a la generación de caja ni a los estados financieros consolidados” del grupo. La pérdida consolidada en 2018 alcanzó los 291 millones.

El origen principal de los ajustes está en una reversión de un deterioro por valor de 25,2 millones en sus marcas españolas de aceite, que reconoció como ingresos en su cuenta de resultados de 2018. Ese importe correspondía “al valor recuperable de determinadas marcas españolas, que han sobrepasado sus objetivos presupuestarios y sus positivas expectativas de evolución futuras”, detallaba en su memoria financiera individual del año pasado.

Ahora, la compañía que preside Ignacio Silva ha corregido ese reconocimiento de ingresos adicionales para traspasarla a las reservas, por proceder de deterioros “de ejercicios anteriores”. Además ha detectado otra corrección “en el cálculo del valor razonable de otra marca en el ejercicio 2017”, que también incorporó a los resultados del ejercicio y no a las reservas.

Sin embargo, no es el único punto que la CNMV le pidió aclarar. El supervisor le exigió información adicional sobre cómo iba a afrontar el pago de su deuda, el desglose de los vencimientos, el calendario para la recuperación de créditos fiscales, el impacto sobre las cuentas de la normativa NIIF 15 sobre ingresos de contratos con clientes, o por qué no desglosa sus ingresos por zonas geográficas.

Con los ajustes acometidos, el grupo aceitero incrementa las pérdidas de 2018 en 28,8 millones. También ha reexpresado el resultado a 30 de junio de 2019, retirando casi 11 millones de euros del epígrafe "otras reservas", y minorando la pérdida en 782.000 euros, pasando esta a ser de 20,1 millones.

"El balance a 31 de agosto de 2019 ha sido auditado por el auditor de cuentas de la sociedad, Ernst & Young, S.L., con una opinión sin salvedades y un párrafo de énfasis en relación con la situación de desequilibrio patrimonial, que se reestablecerá mediante el acuerdo alcanzado el 26 de septiembre de 2019 con las principales entidades financieras para la reestructuración de su deuda financiera sindicada", aclaro la compañía.

Normas
Entra en El País para participar