Banco de España: La imputación de FG “no ayuda a la reputación de la banca”

El Gobernador, Hernández de Cos, asegura que la reputación del sector "es un tema muy serio" del que las entidades financieras no son del todo conscientes.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Europa Press

El Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, admitió este lunes que "no ayuda" a la reputación de la banca la citación, en calidad de investigado, del expresidente de BBVA, Francisco González. El exbanquero ha declarado hoy como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, por el caso de los pagos y escuchas presuntamente ilegales del excomisario José Manuel Villarejo.

"Los procesos que usted menciona no ayudan. Son problemas muy serios", afirmó al ser cuestionado de forma directa durante su intervención en un encuentro informativo organizado por la Asociación de Mercados Financieros. Aunque ha apuntado que, en cualquier caso, "habrá que esperar".

El gobernador del Banco de España aseguró que las entidades "son conscientes" del problema que enfrentan porque la confianza es la "base" del negocio bancario. "La mala reputación tiene un efecto negativo sobre el negocio bancario", añadió, en una declaración más dura que en otras ocasiones cuando ha hecho referencia a la reputación de la banca.

Hernández de Cos consideró que las entidades "deben tomar muy en serio las buenas conductas", abundando en "los efectos negativos de la mala reputación sobre el negocio". El gobernador del Banco de España ha subrayado que la base del negocio bancario es la confianza de los clientes, que se ve mermada por la mala reputación. "Las entidades se tienen que tomar muy en serio su conducta con los clientes para mejorar su reputación, lo que tendrá consecuencias positivas para las propias entidades", ha destacado el gobernador.

El gobernador del Banco de España también ha incidido en el papel que tienen las entidades bancarias en asuntos "muy serios" como es la transición ecológica, debido a su capacidad de financiar las inversiones necesarias para el cambio hacia una economía medioambiental.

"No es una cuestión de modas, es una cuestión absolutamente fundamental que los reguladores entremos en esta dimensión", ha señalado Hernández de Cos, quien ha advertido de los efectos del cambio climático sobre la economía y el balance financiero de las entidades.

Sobre el actual panorama político, el gobernador consideró "importante" que la incertidumbre política "se resuelva cuanto antes" porque "no es buena para la economía", y apremió su resolución
por los desafíos pendientes para el país, sin entrar a valorar la configuración del posible Gobierno tras el pacto anunciado entre el PSOE y Unidas Podemos.

Entre las "prioridades" que el Banco de España identifico, indicó la de "proseguir en el proceso de consolidación fiscal" y abordar la reforma del sistema de pensiones "para acomodarlo al reto demográfico".

Asimismo, citó el "conjunto de reformas" en el mercado de trabajo que son precisas "en distintas dimensiones" y en los mercados de productos y servicios para mejorar la productividad de la economía que, a su juicio, es la verdadera lacra que arrastra la economía.

A preguntas sobre la adecuación de los tipos de interés, Hernández de Cos indicó que el BCE toma sus decisiones después de analizar en cada momento las ventajas o inconvenientes que conllevaría un cambio de las políticas monetarias.

En la actualidad reconoció que los tipos bajos tienen un efecto "negativo" sobre el margen financiero de la banca, pero defendió que tienen otros positivos como favorecer el crédito e impedir una progresión mayor de la morosidad.

Alertó también sobre el riesgo de los bancos en un escenario de bajos tipos de interés que hace que ni siquiera cubran el coste del capital, lo que les lleva a buscar rentabilidad en negocios distintos del típico bancario.

Ha explicado que en el actual entorno de baja rentabilidad, es preciso que las entidades sigan trabajando para mejorar sus balances y aumentar la eficiencia, pero la coyuntura de tipos bajos y presiones sobre la rentabilidad puede impulsar a las entidades a asumir mayores riesgos, con elevados volúmenes e deuda de alto riesgo y préstamos apalancados, sobre los que ya alertó
el supervisor en un estudio reciente.

Ha añadido que los riesgos asociados a la desintermediación financiera, especialmente en China y en la zona euro, exigen un "estrecho seguimiento del "perímetro regulatorio" para que los participantes operen bajo el principio de neutralidad.

También ha lanzado un aviso al sector de las grandes tecnológicas, que pueden modificar la estructura del sector y contribuir a mejorar la provisión de algunos servicios pero incorporan riesgos para la estabilidad financiera, para el marco regulatorio, para la competencia y para la
seguridad del consumidor, por lo que ha defendido que si es preciso se modificará el marco regulatorio.

Normas