BBVA cerrará sus sedes corporativas a las siete para que su plantilla concilie

Impone que las reuniones se limiten a 45 minutos

BBVA conciliación

El BBVA ha presentado a sus empleados en España las nuevas medidas de productividad y conciliación con las que el banco quiere impulsar un cambio en la forma de trabajar, y entre ellas destaca la desconexión digital y el cierre de las sedes corporativas a partir de las 19 horas.

Dentro de este nuevo plan de productividad y conciliación, se encuentra el registro horario en España, ha explicado el banco, que ha añadido que a finales de septiembre fue la primera entidad financiera española en alcanzar un acuerdo con los sindicatos sobre el registro de la jornada que va más allá e incluye el derecho a la desconexión digital.

Así, los empleados no tendrán la obligación de estar conectados una vez concluida su jornada laboral ni durante el periodo de vacaciones.

Además, no se enviarán comunicaciones entre las 19 horas y las 8 horas del día siguiente, "salvo excepciones justificadas".

El BBVA ha desarrollado una aplicación que estará operativa a partir del 18 de noviembre, en la que cada empleado en España deberá registrar a diario la jornada realizada e introducir la hora de comienzo y de fin.

El banco ha destacado también la importancia de impulsar un cambio basado en la eficiencia y la productividad, que "rompa con la cultura del presentismo" y permita organizar el trabajo en función a objetivos y prioridades.

De esta manera, y según el plan, se limitan las reuniones a 45 minutos y se pide que se eviten presentaciones innecesarias y se fomente el uso de la videoconferencia o compartir con anterioridad los objetivos del encuentro.

El plan del BBVA incorpora mejoras en la movilidad, con más servicios de autobuses entre el centro de la ciudad y la sede del banco, y la promoción de transportes ecoeficientes como coches compartidos.

Normas