Aspark Owl: el espectacular deportivo eléctrico de los 2,7 millones de euros

Aspark Owl: el espectacular deportivo eléctrico de los 2,7 millones de euros

Tiene un motor de casi 2.000CV.

Este deportivo de Aspark ha venido quemando etapas y ya se enfrenta a un lanzamiento inminente, aunque supimos de él hace un par de años en el salón de Fráncfort, cuando se presentó en sociedad pulverizando récords de velocidad y marcando una cifra de aceleración de locos, al conseguir situar su récord de 0 a 100 km/h. en 1,89 segundos.

Aspark Owl.
Aspark Owl.

Ya solo con esa carta de presentación, y su diseño, atrajo los ojos de aquellos que se podrían permitir comprar uno y ahora llega ese momento en el que el Aspark Owl es una realidad que, a diferencia de lo ocurrido en 2017, va a llegar al mercado mejorando todavía más lo que esperábamos de él.

Aspark Owl.
Aspark Owl.

Un motor de casi 2.000CV

Las cifras que rodean a este deportivo son mareantes porque cuenta con cuatro motores eléctricos que trabajan de forma sincronizada y que imprimen al vehículo 1.985CV de potencia, que le permiten salir disparado con una aceleración que ningún otro coche de producción puede alcanzar.

Tanto es así que el fabricante avisa de que podremos rebasar los 300 Km/h. en apenas 10,6 segundos y la velocidad máxima a la que podrá llegar es de 400 Km/h. Obviamente, aunque se trate de un coche de producción que podremos ver en carretera, estas velocidades quedan muy, muy lejos de ser utilizadas en autovías o autopistas del mundo (¿salvo en Alemania?).

Aspark Owl.
Aspark Owl.

En cuanto a la batería, este Aspark Owl instala una de iones de litio de 64 kWh que se sitúa en la parte central del chasis monocasco de fibra de carbono, y le ofrece al deportivo una autonomía de 450 kilómetros NEDC (protocolo de certificación New European Driving Cycle). Si lo que nos preocupa es que tardemos mucho en cargarlo, en total vamos a necesitar unos 80 minutos si utilizamos un enchufe de 44 kW.

El interior es otro de los aspectos que se han trabajado a conciencia porque, como podéis comprobar, sus asientos no tienen el diseño habitual de un coche de calle y el cuerpo se sitúa más bajo que las piernas. Además, por el sistema de puertas de 'alas de halcón', algunos controles del coche se han trasladado al techo, a pesar de contar con una pantalla bastante grande para manejar algunas funciones del vehículo.

Aspark Owl.
Aspark Owl.

Este Aspark Owl ya está en producción, solo se fabricarán 50 unidades, y su precio se sitúa entre los 2,9 y los 3,1 millones de dólares, es decir, entre 2,6 y 2,8 millones de euros.

Normas