Política

El PNV pierde un escaño por Bizkaia, que gana el PP

Los vascos se quedan con 6 representanes, y los populares recuperan representación por el País Vasco

El PNV pierde un escaño por Bizkaia, que gana el PP

El recuento de las elecciones del 10-N aún no está cerrado. El cómputo del voto exterior ha provocado que el PNV pierda uno de los cuatro representantes que obtuvo por la circunscripción de Bizkaia. Este acaba en manos del PP, que logra tener de nuevo representación por el País Vasco, en el nombre de Beatriz Fanjul.

El nuevo diputado para el PP, que el domingo se quedó a apenas 163 votos de conseguirlo, supone que los de Pablo Casado pasen a ocupar 89 escaños en el Congreso. El PNV se quedará con seis, exactamente los mismos que obtuvo tras las elecciones de abril.

Este cambio complica ligeramente la investidura de Sánchez, que depende más que nunca de la abstención de ERC o del voto afrimativo de Ciudadanos. Hasta ahora, la abstención de Ciudadanos empataba a 175 escaños los partidarios del sí al nuevo Gobierno (PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País, Coalición Canaria, Teruel Existe, BNG y PRC), con la derecha PP y Vox, que votaría que no junto a ERC, CUP y JxC. Ahora se quedaría un escaño por debajo. Una suma que invistiese de nuevo Sánchez y no dependiese de los nacionalistas debería pasar por el voto afirmativo de los 10 diputados de Ciudadanos en cualquier caso.

Pero Sánchez sigue conservando la opción de atraer a ERC hacia la abstención, como hizo en julio. Con sta nueva correlaicón de fuerzas en el Parlamento, en caso de que los 13 diputados capitaneados por Gabriel Rufián se abstengan (así como los cinco de Bildu), el nuevo Gobierno de Sánchez contaría con 169 votos afirmativos, por 163 negativos, en los que se incluiría Ciudadanos, tal y como adelantó esta mañana su secretario general y actual cabeza del partido, Jose Manuel Villegas. Los apoyos, en este caso, serían suficientes para que Sánchez salga investido en la segunda votación. 

 El PSOE suma un senador por Valladolid

El recuento de los votos de los españoles en el extranjero ha tenido también un regalo inesperado para el PSOE. Pero en este caso en el Senado. Los socialistas han sumado un segundo senador por Valladolid, que ha perdido el PP. Así ambas formaciones se reparten los dos senadores de la provincia.

Tras este ajuste, el PSOE pasará a contar con 93 representantes de la Cámara Alta, que no le permitirán recuperar la mayoría absoluta con la que contó en la anterior legislatura. Para aprobar el medidas como el techo de gasto o una eventual aplicación del artículo 155 en Cataluña necesitará o bien de un pacto con el PP, que se queda con 83 senadores, o bien de la connivencia de otras fuerzas políticas, entre ellas ERC. Ciudadanos y Unidas Podemos se mantienen fuera de la Cámara.

Normas
Entra en El País para participar