ITP Aero aumentará la plantilla de su nueva fábrica hasta 160 trabajadores

Inversión de 14 millones por la mayor demanda de componentes aeronáuticos

El lehendakari Iñigo Urkullu con Carlos Alzola y Josep Piqué, director general y presidente de ITP Aero, respectivamente, en la inauguración del centro de Derio (Bizkaia).
El lehendakari Iñigo Urkullu con Carlos Alzola y Josep Piqué, director general y presidente de ITP Aero, respectivamente, en la inauguración del centro de Derio (Bizkaia).

ITP Aero ya tiene planes de ampliación para la nueva fábrica de componentes externals que ha inaugurado este miércoles en Derio (Bizkaia). La filial al 100 % de Rolls-Royce aumentará hasta 160 trabajadores la plantilla del centro, que ha iniciado su actividad con 115 empleados.

Las instalaciones están ubicadas en el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia, a pocos metros de la planta en la que ITP comenzó a dar sus primeros pasos en el sector aeronáutico, hace ahora 30 años. En estas tres décadas se ha consolidado como la novena compañía de componentes de esta industria en el mundo. Lidera el segmento de turbinas de baja presión.

El nuevo centro de Derio ha supuesto una inversión de 14 millones. El aumento responde a la mayor demanda de componentes externals, los equipos que recubren los motores aeronáuticos y los sistemas de fluidos, además de otras estructuras y elementos. La evolución al alza de los vuelos de pasajeros, por la actual cultura del ocio, está detrás de esta inversión. Por este motivo, la mayoría de las aerolíneas tienen planes de renovación de sus flotas de aviones.

El lehendakari Iñigo Urkullu presidió el acto de inauguración de las instalaciones de Derio, acompañado del Diputado General de Bizkaia, Unai Rementería, y de Josep Piqué y Carlos Alzola, presidente y director general de ITP Aero, respectivamente.

Los componentes externals que se producirán en Derio cumplen con las normativas tecnológicos y ambientales, dentro de los esfuerzos de la industria aeronáutica por reducir sus emisiones con aviones que pesen y consuman menos combustibles, y a la vez reduzcan el impacto sonoro de los vuelos.

ITP Aero ya suministra estos equipos a los principales fabricantes de motores aeronáuticos del mundo, como su accionista Rolls-Royce, Pratt & Whitney y Honeywell. Con fábricas en España, México e India, la empresa con sede en Zamudio (Bizkaia) ha ampliado este año la capacidad de su planta de Querétaro (México), donde produce dos tipos de externals (tuberías y sus conectores).

En el acto de inauguración, el lehendakari Iñigo Urkullu ha manifestado que "compartimos con orgullo el aniversario de esta multinacional que, tras 30 años, ronda los 900 millones de facturación anual, está presente en cinco países y tiene 4.000 personas empleadas".

Por su parte, Carlos Alzola, director general de ITP Aero, destacó el "crecimiento sostenido" de la empresa en estas tres décadas, con la nueva planta de Derio como ejemplo del compromiso con la tecnología y con nuevas capacidades industriales,

Normas
Entra en El País para participar