Competencia

Varapalo de la CNMC a Telefónica: sanción de seis millones por discriminación

Acusa de conducta discriminatoria en la reparación de averías de los operadores alternativos en el servicio mayorista

Sede de Telefónica en Madrid.
Sede de Telefónica en Madrid. REUTERS

La CNMC ha sancionado a Telefónica con seis millones de euros por la comisión continuada de dos infracciones, consistentes en realizar distintas conductas discriminatorias frente a sus competidores. En concreto, Telefónica empeoraba los tiempos y las condiciones de provisión y de resolución de averías de los servicios mayoristas NEBA cobre y fibra, sin causa justificada, y realizaba un uso indebido y sistemático de las paradas de reloj para la resolución de averías de los servicios NEBA cobre y fibra.

En un comunicado, el regulador señala que estas conductas infractoras se desarrollaron en diferentes periodos de tiempo a lo largo de los años 2017 y 2018. "Tras la instrucción del expediente, la CNMC ha acreditado que Telefónica ha incumplido la obligación de no discriminación que tiene impuesta dada su posición como operador con poder significativo de mercado en los mercados mayoristas de banda ancha", explica el organismo regulador, que añade que Telefónica debe prestar “a terceros recursos equivalentes a los que se proporciona a sí misma en las mismas condiciones y plazos".

Las condiciones y plazos están recogidos en las ofertas mayoristas aprobadas por la CNMC. La obligación de no discriminación que tiene impuesta Telefónica se refiere tanto a la calidad del servicio como a los plazos de entrega y demás condiciones del suministro, con independencia de la ubicación física. "Telefónica habría suministrado servicios de banda ancha y telefonía fija y reparado averías de sus propios clientes en mejores plazos y condiciones que los registrados para la provisión y mantenimiento de los servicios mayoristas NEBA cobre y fibra prestados a los operadores alternativos para la prestación de servicios minoristas equivalentes", afirma el regulador. Estas prácticas discriminatorias realizadas por Telefónica suponen una infracción muy grave de la Ley General de Telecomunicaciones.

Finalmente, la CNMC recuerda que contra estas resoluciones se puede interponer recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses a contar a partir del día siguiente al de su notificación.

Fuentes de Telefónica señalan que esta resolución "será objeto de recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional porque percibimos algunos sesgos en el análisis realizado".

 

 

Normas
Entra en El País para participar