Miquel y Costas gana un 3,8% más hasta septiembre

La empresa papelera pagará 1,9 millones a la Administración a raíz de una inspección fiscal

Bonina de papel, en una imagen de archivo.
Bonina de papel, en una imagen de archivo.

La compañía papelera Miquel y Costas obtuvo en los primeros nueve meses del año un beneficio después de impuestos de 29,3 millones de euros, lo que supone un 3,8% más que en el mismo periodo del año anterior. Igualmente, la cifra de negocios neta consolidada alcanzó los 200,2 millones, un 6% más, gracias a la mejora de las operaciones, "fruto de las inversiones realizadas" en las plantas de producción, así como por el menor precio de la pasta de celulosa, precisó la compañía.

Por líneas de negocio, la industria del tabaco incrementó las ventas acumuladas hasta septiembre  un 5,6% impulsada por un mayor volumen de ventas "complementado por una mejora de la evolución del tipo de cambio del euro frente al dólar estadounidense", explicó Miquel y Costas en un hecho relevante remitido a la CNMV.

Por su parte, en la línea de productos industriales las ventas se han mantenido en un nivel muy similar a las del mismo periodo del ejercicio anterior. Los papeles de alta especialización y los papeles de colores compensaron el descenso de ventas de pastas especiales.

En la línea de otros productos, la facturación se elevó un 30,4%, impulsada por las ventas de la filial que fabrica papeles de color Clariana en esta línea de negocio. Miquel y Costas adquirió la totalidad de las acciones de Clariana en 2018. El grupo catalán ha enmarcado esta adquisición en su plan de crecimiento para reforzar su liderazgo en España en el segmento de los papeles especiales. De hecho, el grupo pretende impulsar su crecimiento a partir de 2020 a través de nuevas adquisiciones, también en el extranjero.

Los resultados consolidados del grupo recogen un efecto contable negativo por el tratamiento de Argentina como "economía hiperinflacionaria", que se estima al cierre del tercer trimestre en aproximadamente 0,5 millones de euros. 

Por otro lado, Miquel y Costas detalla que en el mes de septiembre del presente ejercicio obtuvo una notificación del acuerdo de liquidación de la inspección fiscal por el que tendrá que abonar 1,9 millones de euros. No obstante, la papelera añade que "los Administradores, de acuerdo con la opinión de sus asesores, disponen de sólidos argumentos que permiten prever que, tras la presentación de los correspondientes recursos, dicho importe no se convertirá en un pasivo para el grupo".

Para el cierre del ejercicio 2019 el grupo indica que mantiene la previsión de mejora del resultado, aunque señala que la situación de incertidumbre de los mercados (Brexit y guerras comerciales), además de la inflación en Argentina "dificultan la evolución del negocio. Igualmente la papelera mantiene "el compromiso con su proyecto industrial, refrendado por un ambicioso plan de inversiones destinado a sustentar el crecimiento futuro".

Normas