Under Armour se desploma en Bolsa tras la investigación abierta por la SEC

Sus títulos ceden hasta un 17% dañados también por la revisión a la baja de las previsiones de ingresos para 2019

Under Armour
Zapatillas de la marca Under Armour.

El fabricante estadounidense de ropa y calzado deportivo Under Armour ha confirmado que actualmente está siendo objeto de investigaciones por parte de la Comisión del Mercado de Valores (SEC) y el Departamento de Justicia (DoJ) de Estados Unidos y que estas se centran  rincipalmente en la contabilidad de la empresa.

"Under Armour está cooperando con las investigaciones de la SEC y el DoJ", ha señalado un portavoz de la multinacional, que ha precisado que "la compañía empezó a responder en julio de 2017 a las solicitudes de documentos e información relacionados principalmente con sus prácticas contables y publicaciones".

"La compañía cree firmemente que sus prácticas contables y publicaciones fueron apropiadas", ha añadido el representante de la empresa.

Tras confirmarse las investigaciones, las acciones de Under Armour han sufrido un severo correctivo en la Bolsa de Nueva York, donde pierden cerca de un 17% de su valor, acentuado también por la revisión a la baja de las previsiones de ingresos de la compañía para 2019.

Las investigaciones de las autoridades estadounidenses han empañado la publicación de las cuentas de Under Armour, que en el tercer trimestre de 2019 logró un beneficio neto de 102,3 millones de dólares (92 millones de euros), lo que supone un 41,5% más que en el mismo periodo de 2018, mientras que sus ventas disminuyeron un 0,9%, hasta 1.429,4 millones de dólares (1.280 millones de euros).

De este modo, en los nueve primeros meses del año Under Armour obtuvo un beneficio neto de 107,4 millones de dólares (96 millones de euros), frente a las pérdidas de 50,5 millones de dólares (45 millones de euros) registradas en el mismo periodo de 2018.

Las ventas de Under Armour entre enero y septiembre de 2019 alcanzaron los 3.825,9 millones de dólares (3.428 millones de euros), un 0,6% más que un año antes, con un crecimiento del 6,3% en Europa, Oriente Próximo y Africa, mientras que en Norteamérica redujo un 3,4% sus ingresos. Por su parte, la compañía incrementó un 16% su facturación en Asia Pacífico, pero recortó un 0,3% las ventas en Latinoamérica.

"Nuestra transformación en curso del negocio continúa para hacernos más inteligentes, más rápidos y más excelentes operativamente", declaró el presidente y consejero delegado de la compañía, Kevin Plank.

De cara al conjunto del ejercicio actual, Under Armour confía en lograr un beneficio por acción en la parte alta del rango previsto anteriormente de entre 0,33 y 0,34 dólares, mientras que ha revisado a la baja su previsión de crecimiento de los ingresos, hasta el 2% desde una horquilla anterior de entre el 3% y el 4%.

Normas