Intrum, Gescobro y Servdebt pujan por una cartera de 900 millones de Sabadell

Son créditos impagados provisionados al 100%

Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell, en una imagen de archivo.
Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell, en una imagen de archivo.

Los bancos siguen soltando lastre de activos tóxicos por exigencia del Banco Central Europeo, que pretende que las entidades financieras se olviden ya de las secuelas de la crisis financiera.  Banco Sabadell se ha convertido, de hecho, en una de las entidades españolas más activas en la venta de activos adjudicados y de créditos dudosos.

Ahora su objetivo es cerrar el año con la venta de una cartera de créditos impagados de 900 millones de euros. Se trata del Proyecto Vento. El banco ha contratado a KPMG para que le asesore en la operación, cuyo proceso de venta ya se ha iniciado. La semana pasada, de hecho, se presentaron las ofertas vinculantes.

Tres son las firmas que han mostrado interés por esta cartera: el fondo sueco Intrum, que ya ha adquirido otros activos de Sabadell, como la plataforma Solvia. El otro interesado también es un fondo muy activo en la adquisición de activos en España, el estadounidense Cerberus, aunque en este caso la oferta la ha presentado a través de su filial de recobro de deudas en España Gescobro.  La tercera oferta la ha presentado un desconocido en España en la compra de esta clase de carteras, el portugués Servdebt

Esta firma está especializada en la gestión y recuperación del crédito en impago. Fundada en 2007, Servdebt ha desarrollado su actividad en el mercado portugués de los servicios de crédito. Con sede en Lisboa y con oficinas en Oporto y Madrid, Servdebt asegura que es líder su el mercado luso en la adquisición, gestión y recobro de créditos impagados.

Fuentes del mercado aseguran que la operación, que está prevista que se cierre a mediados de noviembre, contará con un descuento de entre el 97% (media en la que se cierran estas ventas en la actualidad) al 95% de tope.

El Proyecto Vento está formado por préstamos fallidos que Sabadell ha sacado de su balance en los últimos años, y que se encuentran provisionados al 100%, razón por la que su venta permitiría al banco conseguir ganancias, ya que las pérdidas de esta cartera ya se las apuntó en ejercicios pasados.

Intrum acaba de comprar a Santander y PSA una cartera de 19.000 créditos fallidos con coches subprime. Y en abril cerró la compra a Sabadell del 80% de su plataforma inmobiliaria, tras obtener las autorizaciones pertinentes. Fuentes del mercado aseguran que si en algo destaca Intrum es el la gestión de activos a través de esta plataforma.

A cierre de septiembre Sabadell sumaba unos activos problemáticos de 7424 millones de euros. De ellos, 6391 millones corresponden a activos dudosos y 1032 millones a activos adjudicados, lo que supone una reducción en el año de 855 millones. En el trimestre ha recortado esta partida en 829 millones de euros con venta de carteras. En agosto vendió una cartera de activos inmobiliarios a Cerberus de 314 millones.

Los resultados de los nueve primeros meses de Sabadell se vieron favorecidos por la plusvalía de 138 millones por la venta de la gestora inmobiliaria Solvia. Sabadell ganó hasta septiembre 783 millones.

Normas