Resultados empresariales

BBVA gana 3.667 millones de euros gracias al tirón del negocio en México

Esta cifra es un 15% más baja que la de los nueve primeros meses de 2018 cuando generó unas plusvalías por la venta de su filial chilena

BBVA cerró los nueve primeros meses del ejercicio con un beneficio atribuido de 3.667 millones de euros (muy cerca de los 3.732 millones que ganó Santander en igual periodo). Este resultado supone un descenso del 15,2% respecto al mismo periodo de un año antes, que incluía el resultado de operaciones corporativas generado por las plusvalías de la venta de BBVA Chile (633 millones de euros). Si se excluye la ganancia generada por esta venta realizada en julio de 2018, el resultado atribuido creció un 1,2%.

En el tercer trimestre de este año, el beneficio atribuido fue de 1.225 millones de euros, un 6,1% más que en igual trimestre de 2018, excluyendo las plusvalías por la venta del negocio en Chile. Este beneficio batió las previsiones de los analistas ya que superó el consenso de 1.140 millones de euros.

México ha vuelto a ser el motor de la cuenta de resultados del grupo que preside Carlos Torres, al registrar unas ganancias de 1.965 millones, un 6,9% más que un año antes. Este país representa el 43,1% de los resultados del grupo.Mientras que España suma el 23,4% del beneficio, tras ganar 1.064 millones de euros, un 2,4% menos que un año antes.

Según explicó el consejero delegado del banco, Onur Genç, la previsión que maneja el banco es que el peso de España suba aún más, pese al entorno macroeconómico más complejo. De cualquier forma, mantiene que el objetivo es que aporte en cualquier caso más del 20% de los resultados de BBVA.

A diferencia de lo que explicó el miércoles Santander, Genç, aseguró que la entidad no tiene “un sesgo negativo” hacia carteras o negocios por razón de rentabilidad, aunque sí deshecha aquellas donde no le salen los números. El banco se desmarca así de la estrategia de Santander que el miércoles explicó que había reducido posiciones en financiación mayorista y corporativa por los bajos precios aplicados en el mercado a sus operaciones y dentro de su estrategia de colocar el capital en negocios más rentables.

El número dos de BBVA también defendió el negocio hipotecario, negocio que considero “prioritario”, pese a que en julio y agosto sufrió una caída por el efecto temporal (verano), y sobre todo por la nueva ley hipotecaria, que entró en vigor en junio.

El stock en hipotecas se contrajo un 3,9% interanual por el proceso de desapalancamiento de las familias. Genç explicó que el crédito hipotecario, que en BBVA tiene una vida media de 17 años, ayuda a construir una relación a largo plazo con los clientes. El banquero confía en que el crecimiento del crédito “se mantenga plano” y no tenga una evolución de caída en 2020 en España, pese a la desaceleración económica.

El banco redujo en España el crédito un 2,1% interanual, aunque el banquero refirió que crece en nichos prioritarios: un 15,6% en consumo y tarjetas, y el 6,2% en empresas, mientras cae un 8% en financiación al sector público.

Turquía contribuyó con 380 millones a los resultados, con un descenso del 12,4%, mientras la morosidad ha subido desde el 6,3% al 7,2% “debido al deterioro de algunos clientes mayoristas”. El banquero explicó que el grupo, que controla el banco turco Garanti, se siente cómodo y “optimista” en este país, que espera que mejore en 2020.

Los ingresos por comisiones netas del grupo alcanzaron 3.743 millones de euros, un 3,4% más a tipos de cambio corrientes. En el tercer trimestre, las comisiones netas alcanzaron 1.287 millones (+6,4% en euros constantes), la cifra más elevada de los últimos 10 trimestres. La suma de ambas líneas, consideradas los ingresos recurrentes del negocio bancario, avanzó un 6,3% a tipos de cambio constantes, hasta 17.218 millones de euros entre enero y septiembre.

Asimismo, el resultado de operaciones financieras (ROF) sumó 893 millones de euros entre enero y septiembre (+2,6% interanual), debido a las plusvalías derivadas de la venta de Prisma en Argentina en el primer trimestre del año y a la positiva contribución de Estados Unidos y México. El margen neto alcanzó 9.304 millones de euros, con un alza del 6,6%.

La rentabilidad de BBVA, aunque ha descendido en un año, es una de las más altas del sector. Su ROE, ha caído hasta el 10,1% desde el 12,1% de hace un año. Su objetivo es no estar por debajo del 10%, límite del coste de capital. Su ratio de capital CET 1 fully loaded se sitúa en el 11,56%, dentro del objetivo de situar este indicador en una horquilla entre el 11,5% y el 12%. Los inversores reclaman el 12% como mínimo para toda la banca.

Normas
Entra en El País para participar