Sánchez afirma que armonizará el impuesto de Sucesiones

El presidente del Gobierno en funciones explica que la medida se aplicaría para los grandes patrimonios y con el fin de acabar con el 'dumping fiscal' de Madrid

sanchez dumping fiscal
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en un mitin en Santander. PSOE

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha afirmado este miércoles que su intención es armonizar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones para los grandes patrimonios y acabar así con el dumping fiscal (competencia desleal) que existe en su opinión en la Comunidad de Madrid, donde este impuesto está bonificado casi en su totalidad.

"Los grandes patrimonios se vienen a Madrid porque saben que no tributan por Sucesiones y se acaba así con fuentes de oportunidad en otros territorios (...) Se va a armonizar (este impuesto) para los grandes patrimonios, no para la clase media", ha señalado Sánchez en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press.

El presidente del Gobierno en funciones ha subrayado que el modelo fiscal de Madrid está muy vinculado a su "efecto capitalidad", atrayendo a muchas grandes empresas y patrimonios, lo que tiene una repercusión positiva en términos fiscales para Madrid.

"Por eso se pueden permitir el lujo de suprimir Sucesiones y eso beneficia a los grandes patrimonios, no a la clase media", ha subrayado Sánchez, que ha criticado la "contradicción de la derecha" al defender la lucha contra la despoblación al mismo tiempo que apoya el 'dumping fiscal' en Madrid.

El presidente del Gobierno en funciones ha afirmado que los presidentes autonómicos, incluso hasta del PP, se le quejan del dumping fiscal en Madrid porque muchas grandes empresas se localicen en esta comunidad y no en sus territorios.

El líder socialista también ha reconocido que los cambios fiscales que propone no van a gustar a las grandes corporaciones, porque se busca que paguen un mínimo del 15% en sociedades, ya que en este momento el tipo efectivo -real- que pagan está por debajo del 10, es decir, "muy por debajo de lo que paga una pequeña y mediana empresa en nuestro país".

Además ha asegurado que no van a tocar el IRPF porque la ciudadanía está "cansada de ver que aquellos que cobran por la nómina y aquellos que no tributan por rendimientos de capital sean siempre los paganos de las subidas de impuestos". 

Normas