Banca

Unicaja gana un 11,8% más y mantiene su apuesta por las fusiones

La entidad mejora cuentas gracias a las operaciones financieras y de la cartera inmobiliaria

Imagen de una oficina de Unicaja Banco.
Imagen de una oficina de Unicaja Banco.

El Grupo Unicaja Banco cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio atribuido de 159 millones de euros, lo que supone un aumento del 11,8% respecto a septiembre de 2018. La mejora está fundamentada en un aumento del margen bruto -impulsado por el incremento de un 5,1% de las comisiones netas- y en una disminución de los gastos de explotación del 2,5%, así como en unas reducidas necesidades de saneamientos, explica la entidad.

Pese a ello, el margen de intereses cae un 3,3% al pasar de los 452 millones de euros acumulados en septiembre de 2018 a los 437 millones actuales. También mejoran los ingresos por dividendos y los resultados de operaciones financieras. Esto propicia que el margen de explotación antes de saneamientos suba un 22,9%, alcanzando los 331 millones de euros a cierre de septiembre. Pese a ello, y como ocurre con gran número de entidades financieras su rentabilidad o ROE (rentabilidad sobre recursos propios ) sigue siendo baja al situarse en el 5,4%, aunque es bastante más elevado que un año antes que era del 4,0%.

El director financiero de Unicaja Banco, Pablo González Martín, señaló ayer que la entidad analizará cualquier potencial operación corporativa que genere valor para sus accionistas, aunque ha confirmado que no mantiene contactos con Liberbank, con la que rompió sus negociaciones de fusión en mayo. “Como hemos dicho en ocasiones anteriores, Unicaja analizará cualquier potencial acuerdo que tenga sentido para nuestros accionistas”, apuntó.

De cualquier modo, ha puntualizado que la operación debería cumplir con unas condiciones fundamentales: que mantenga o mejore el perfil de riesgo de la entidad y que mejore la rentabilidad y genere valor para el accionista de manera clara, hasta el punto de compensar los riesgos potenciales que se presentan en cualquier transacción de este tipo. Las nuevas operaciones de crédito aumentan un 38% y el saldo del crédito no dudoso crece un 3,3% en el año. Los recursos de clientes fuera de balance y los saldos vista del sector privado suben en el año, con igual crecimiento, un 3,2%.

La entidad también ha acelerado la venta de sus activos no productivos (NPAs). Disminuyen en el año en 1.378 millones de euros, un 35,4% en los últimos 12 meses, incluidas las ventas de carteras pendientes de registro contable por 200 millones. El nivel de cobertura se sitúa en un 57%.

Un pay-out del 40% para este año

Pablo González Martín destacó que el banco está en una “cómoda posición de solvencia”, por lo que hay margen para mejorar el dividendo. Unicaja pagó el 10 de mayo un dividendo bruto de 0,0378 euros por acción con cargo al ejercicio 2018, lo que supuso la distribución del 40% del beneficio. Su ratio de solvencia CET-1 fully loaded es del 13,8%, frente al 13,5% de hace un año. es una de las entidades más solventes de España.

Normas
Entra en El País para participar