Google inyecta más inteligencia a su algoritmo de búsquedas para afinar más sus respuestas

Asegura que en una de cada diez consultas los usuarios verán mejores resultados con el cambio de algoritmo

Logo de Google.
Logo de Google.

Google ha inyectado más inteligencia artificial a su motor de búsqueda para interpretar mejor los miles de millones de consultas que el buscador recibe cada día, un cambio que los ejecutivos de la multinacional describen como uno de los mayores avances logrados en los últimos cinco años y uno de los más significativos en la historia de la compañía. El buscador tendrá una mayor capacidad para entender el contexto del idioma.

El gigante estadounidense ha anunciado este viernes el cambio, que permitirá hacer búsquedas no solo utilizando palabras clave, como se viene haciendo ahora, sino utilizando fórmulas de lenguaje más natural. Como explica Pandu Nayak, vicepresidente de Búsquedas en Google, se trata de comprender el lenguaje y descubrir lo que se está buscando para mostrar información útil, sin importar cómo combine las palabras el usuario en su consulta. 

Google asegura que, aunque han ido mejorando las capacidades de comprensión del lenguaje del buscador a lo largo de los años, todavía había veces que no lo hacía bien, particularmente con consultas complejas o conversacionales. "Pero, gracias a los avances de nuestro equipo de investigación en este área y al aprendizaje automático, estamos haciendo una mejora significativa para entender las consultas".

Nayak puso un ejemplo de lo que es capaz de hacer el nuevo algoritmo. Por ejemplo, analizar el significado de la frase "¿Puede obtener medicamentos para alguien en la farmacia?. Según el ejecutivo, el antiguo algoritmo de búsqueda de la compañía trataría la oración como "una bolsa de palabras" y arrojaría resultados tomando como palabras principales "medicamentos" y "farmacia". Pero, el nuevo algoritmo es capaz de comprender el contexto y entiende la importancia del "para alguien". "Se da cuenta de que la pregunta se refiere a si se puede recoger la receta de otra persona, y arroja los resultados correctos".

Para lograr este avance y que el buscador comprenda mejor cómo las palabras se relacionan entre sí en una oración, la compañía ha aplicado modelos BERT a la búsqueda, una técnica basada en redes neuronales para el pre-entrenamiento de procesamiento de lenguaje natural. Esta tecnología permite a cualquiera entrenar su propio sistema de respuesta a preguntas de última generación, según Nayak, que añade que esos modelos pueden tener en cuenta el contexto completo de una palabra al observar las palabras que vienen antes y después. "Esto es particularmente útil para comprender la intención detrás de las consultas de búsqueda", dice.

Los directivos de Google resaltan que con estas mejoras ayudarán a encontrar información más útil, pues los avances que han hecho les ayuda a comprender "los sutiles matices del lenguaje". Nayak reconoce que las búsquedas no es un problema resuelto, pero afirma que BERT ayudará al buscador a comprender mejor una de cada 10 búsquedas en EE UU, en inglés.

La compañía ha empezado a actualizar el software en sus centros de datos desde hace unos días para lanzar el cambio en las búsquedas en inglés, idioma donde lo aplicarán primero. Después planean extenderlo a otros idiomas. 

Bloomberg recuerda en este contexto que Google no tiene rivales que le hagan sombra en las búsquedas, pero apunta que las mejoras que incorpore la compañía en su tecnología de búsquedas es crítica para mantener una ventaja en otras áreas vinculadas, principalmente el de la computación por voz, donde compite con Amazon. La agencia también indica que cualquier ajuste que se haga en el buscador de Google tiene un efecto dominó en industrias que dependen de el para el tráfico web. 

Desde Google defienden que las mejoras en los resultados de búsqueda generarán más búsquedas y "eso se traducirá en más tráfico para el ecosistema en general". Ahora falta por ver qué efectos tendrán estos cambios en los profesionales SEO y en la publicidad ligada al buscador.

Normas