Distribución

Alcampo cerró 2018 con las ventas más altas en diez años

Rozó los 3.400 millones, una mejora del 3% respecto a 2017

Un hipermercado Alcampo en Ávila
Un hipermercado Alcampo en Ávila

Alcampo, el negocio de hipermercados del grupo de distribución francés Auchan en España, alcanzó en 2018 su cifra de ventas más alta desde el inicio de la crisis económica y financiera. En concreto desde 2008, último año en el que la compañía consiguió superar los 3.400 millones de euros.

Tampoco lo logró en 2018, pero cerca estuvo. Alcampo cerró el ejercicio pasado con una facturación de 3.393 millones, una mejora del 3% respecto a las ventas del año anterior. Con este, el grupo de distribución acumula su cuarto ejercicio al alza, esquivando los problemas que sí afrontó en 2018 su “hermana” de los supermercados Sabeco, también propiedad de Auchan. Esta perdió más de 30 millones y necesitó de una ampliación de capital para evitar la causa de disolución.

No fue el caso de Alcampo, que consiguió un beneficio de 80 millones, tal y como consta en las cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Una cifra robusta aunque por debajo de los 100 millones que consiguió en 2017. El retroceso del 20% en el último ejercicio se explica en parte por una deterioro de cuatro millones de euros en su inmovilizado anotado en su cuenta de resultados. En 2017, el impacto por este mismo concepto fue positivo en 22 millones, lo que explica gran parte de la diferencia en el beneficio neto.

La compañía explica en su informe de gestión que durante el año continuó con un “agresivo posicionamiento en precios”, aunque también refleja una mejora en su margen comercial, que pasó del 20,92% en 2017 a un 21,1% en 2018.

La mejora de su cifra de negocios se dio con una superficie de ventas que se contrajo, pese a acabar el año con tres hipermercados más que en 2017, alcanzando los 61, lo que se explica por la remodelación de algunos de ellos. Al cierre del ejercicio, dicha superficie contaba con 567.301 metros cuadrados, un 2,8% menos. En ese momento, contaba con 14.588 empleados, un 1,7% menos. Alcampo también incrementó el número de gasolineras, que pasaron de 34 a 37. En sus cuentas no detalla la aportación de estas instalaciones a su cifra de negocios.

Lo que sí refleja es que destinó el 50% del beneficio del ejercicio al reparto de dividendos para su matriz, Aucha, un total de 40 millones. Los otros 40 restantes fueron a parar a remanente. La retribución para su propietario con cargo al ejercicio 2017 abarco la práctica totalidad de los beneficios. En un inicio, Auchan aprobó un dividendo con cargo a resultados de 57,1 millones, destinando lo restante a remanente. Este decidió aplicarlo el 11 de diciembre del año pasado , sumando además otros 3,7 millones con cargo a las reservas voluntarias de la sociedad. En total, casi 107 millones de euros que fueron a parar a Auchan.

Normas