El gigante de la fertilidad IVI planea salir a Bolsa en un horizonte de dos años

Los fundadores desean seguir controlando el capital de la firma

Morgan Stanley ya sondea un elevado interés de fondos internacionales

El gigante de la fertilidad IVI planea salir a Bolsa en un horizonte de dos años

El grupo IVI de clínicas de fertilidad, presente en más de 10 países, quiere seguir creciendo a nivel internacional para lo que necesita recursos. Por eso, a corto plazo ha iniciado la búsqueda de un socio que aporte capital y a medio plazo, no antes de 18 meses, planea un salto a Bolsa a través de una OPV (oferta pública de venta), según fuentes financieras.

La compañía valenciana, cofundada por los ginecólogos José Remohí y Antonio Pellicer, ya ha encargado a Morgan Stanley la búsqueda de un socio, que entre como accionista minoritario en el capital, tal como publicó Cinco Días a inicios de octubre. Ese sondeo de inversores actualmente está arrancando, pero las fuentes financieras indican que ha despertado un elevado interés entre los fondos internacionales. Ese minoritario tomaría alrededor del 30% de la sociedad.

La intención es que posteriormente, a partir de los 18 meses, la compañía dé el salto a Bolsa, permitiendo a los minoritarios desinvertir. En cualquier caso, los fundadores de la empresa, incluso tras el debut bursátil, desean mantener el control de un grupo que actualmente dispone de 65 clínicas y es un referente médico por sus innovaciones en el campo de la fertilidad.

El atractivo del sector dispara las valoraciones preliminares del activo, que pueden superar las 16 veces ebitda, lo que supondría alcanzar un valor de la sociedad cercano a los 1.600 millones de euros.

Anteriormente IVI ya participó en una operación corporativa para dar el salto a EE UU. En 2017, se fusionó con la Asociación de Medicina Reproductiva de Nueva Jersey (RMANJ, en sus siglas en inglés), que dio lugar al actual grupo Ivirma Global, del que los socios españoles controlan el 70%.

El grupo de clínicas declinó hacer comentarios sobre una potencial salida a Bolsa pero sí aclaró previamente el encargo al banco de inversión estadounidense. “Actualmente Ivirma, a través de Morgan Stanley, está evaluando opciones estratégicas para seguir aumentando su potencia empresarial. La búsqueda de estas opciones estratégicas se encuentra en un estado inicial y, en el más optimista de los casos, podría traducirse en encontrar un socio económico que adquiriera una parte minoritaria del capital de Ivirma”, añadió en un comunicado. “En caso de ocurrir esta circunstancia, el comité de dirección de Ivirma mantendría la mayoría de los poderes de la compañía y el foco principal residiría en dar continuidad a la expansión de en Estados Unidos, España y el resto del mundo”.

El grupo facturó en 2017 más de 256 millones. En la actualidad, 30 de sus 65 clínicas están en España y otras 19 en EE UU, su otro gran mercado. Precisamente, uno de los retos de IVI es expandirse a otras latitudes como Asia. Esa intención de abordar el lejano oriente no es nueva, ya que la empresa exploró una operación con el inversor Peter Lim, inversor de Singapur y dueño del Valencia CF. Sin embargo, el propio Remohí reconocía en mayo que la operación “no avanzaba”, según unas declaraciones recogidas por el diario Las Provincias.

Historia de la compañía

Primera clínica. En 1990 los médicos José Remohí y Antonio Pellicer abren la primera clínica en Valencia, en una especialidad clínica entonces poco desarrollada. A base de innovaciones propias ganan terreno y se expanden por toda España. En su sede tradicionalmente hay fotos de los miles de bebés nacidos en sus centros, enviadas por los agradecidos padres. Desde entonces, ha ayudado a nacer más de 160.000 niños gracias a sus métodos de reproducción asistida.

Presencia. Están presentes con 65 centros en 11 países: España, EE UU, Italia, Portugal, Reino Unido, Brasil, Panamá, Chile, Argentina, Omán y Emiratos Árabes. Cuentan con cerca de 2.500 profesionales.

Normas