Banca

Ola de despidos en la banca mediana y pequeña

Liberbank, Novo Banco, Deutsche bank y Evo Finance anuncian nuevos procesos de ERE

despidos banca

Llega el último trimestre del año y los bancos preparan el final del ejercicio, que nuevamente incluyen nuevos procesos de cierres de oficinas y de recortes de empleados. Así, a los EREs ya prácticamente resueltos de CaixaBank, con la salida de 2.023 empleados, que finalizó en agosto, y al de Santander, con el recorte de 3.223 empleados, y cuya fecha para abandonar la entidad es el próximo mes de noviembre, se le une ahora la banca mediana o pequeña.

El objetivo es buscar la rentabilidad y reducir costes ante los bajos tipos de interés predominantes y que se extenderán varios años, y ante la espera de nuevos procesos de fusión, como reclama el BCE y el Banco de España.

Liberbank, Deutsche Bank y Novo Banco anuncian nuevos ajustes de plantilla, aunque es muy posible que a estas entidades se le sumen en breve otras firmas. 

En el caso del banco alemán, la entidad anunció que despedirá a unos 18.000 trabajadores en todo el mundo, sin embargo, en un principio España no se veía afectada por ese ajuste. Pero ahora, según han explicado  fuentes sindicales, la entidad prevé reducir la plantilla en España en unos 40 trabajadores, de los que 12 serían despidos y el resto, prejubilados.

Además, el banco quiere cerrar 12 oficinas, ubicadas en Soria, Teruel, Huesca, Palencia, Manresa, Marbella, Madrid y Barcelona, entre otras zonas geográficas de España.

Liberbank, mientras, ha convocado a los sindicatos para mañana, 23 de octubre, para negociar un nuevo ERE, tras el que entró en vigor en junio de 2017 y expira en diciembre de este año.

El pasado viernes, la dirección del banco informó a los sindicatos de su intención de modificar de forma sustancial las condiciones de trabajo, movilidad geográfica e inaplicación de convenio previsto en los artículos 40, 41 y 82.3 del Estatuto de los Trabajadores.

Igualmente, el portugués Novo Banco prevé acometer un nuevo ajuste que afectará a la plantilla de España. Novo Banco, que nació en agosto de 2014 tras la caída del Banco Espírito
Santo (BES), fue recapitalizado entonces con 4.900 millones de euros. El año pasado, el 75% de la entidad fue vendida al fondo estadounidense Lone Star, mientras el Estado portugués mantuvo el 25% restante a través del Fondo de Resolución, un organismo público financiado con aportaciones
de los bancos lusos.

Dentro del sector financiero, el fondo Apollo ha anunciado su intención de acometer un ERE en Evo Finance "profundo y de calado".

Fuentes del Comité de Empresa explicaron a Efe que el fondo todavía no ha cifrado el impacto que tendrá el ERE en la plantilla de la entidad,que ya había denunciado la incertidumbre sobre su futuro después de que hace un año Apollo vendiera a Bankinter el negocio de Evo Banco en España.

Normas
Entra en El País para participar