El desplome en bolsa de TUI restó 72 millones al patrimonio de Riu

La hotelera tenía a finales de 2018 un 3,3% del turoperador alemán, cuyas acciones cayeron un 28% respecto al año anterior

Carmen Riu, consejera delegada de Riu Hotels.
Carmen Riu, consejera delegada de Riu Hotels.

El desplome en bolsa del turoperador alemán TUI durante 2018 le ha pasado factura a la cadena hotelera balear RIU, que al cierre de ese ejercicio poseía un 3,38% de la firma germana. Ese paquete de acciones pasó de valer 340,9 millones al cierre de 2017 a 244,2 millones solo doce meses después, lo que representó una merma de 96,7 millones de euros. Los títulos de TUI se depreciaron un 28,4% en ese período desde los 17,17 euros por acción hasta los 12,30 euros.

La hotelera dirigida por Luis y Carmen Riu dividió ese ajuste en dos conceptos, tal y como queda reflejado en las cuentas de RIU Hotels SA, la sociedad hotelera que comparten TUI, con un 49% del capital, y RIU, con un 51%. Por un lado se anotó un ajuste por cambio de valor del activo financiero contra su patrimonio de 72,5 millones de euros mientras que los otros 24,2 millones se clasificaron como un impuesto diferido.

En las propias cuentas, la hotelera ya especificaba que la participación en TUI, que hasta el 31 de diciembre de 2015 había sido clasificada como participación en empresa asociada, cambió de estatus en esa fecha y pasó a ser considerada como “activo financiero disponible para la venta debido al crecimiento significativo y continuo del negocio de las distintas sociedades del grupo Riu con clientes externos al grupo TUI, asi como el incremento de las inversiones realizadas sin participación financiera del grupo TUI en nuevos establecimientos hoteleros”. Pese a ese cambio, la hotelera precisaba a renglón seguido que “no existía intención alguna de proceder a la enajenación de dicha participación”. Algo que también reafirmó ayer mismo.

Una voluntad de permanencia que se pudo corroborar apenas un par de meses después de cerrar sus cuentas, cuando en febrero de 2019, aprovechando lo baratas que estaban las acciones de TUI por debajo de los 10 euros, adquirió 1,1 millones de títulos por 10,3 millones de euros, elevando su peso del 3,38% al 3,56%, porcentaje al que asciende su actual participación. Queda lejos, sin embargo, de las cifras alcanzadas a principios de 2014, cuando llegó a tener el 8% del capital, convirtiéndose en el segundo mayor accionista del turoperador. La hotelera balear es accionista de TUI desde 2004.

De hecho, la relación entre ambas compañías arrancó en 1977, fecha en la que se constituyó la sociedad Riu Hotels SA. Posteriormente en 1993 fundaron Riusa II S.A, sociedad explotadora hotelera, participada por ambas compañías al 50%. Otro organismo del turoperador en el que participa de forma activa la hotelera es el Consejo de Vigilancia de TUI, en el que se incorporó en 2005. Hasta febrero de 2019 su representante fue la consejera delegada Carmen Riu, que fue sustituida en el cargo por su hijo Joan Trian Riu, director financiero de la hotelera desde 2013.

Repartió un dividendo de 66 millones

Resultado. Riu Hotels, el subgrupo de desarrollo hotelero de Riu Hotels & Resorts, redujo su beneficio consolidado un 12,3% en 2018, de 110,5 a 96,9 millones de euros. La cifra de negocio consolidada de Riu Hotels cayó un 3,7%, hasta 412,9 millones. No obstante, en las cuentas se dice que los ingresos de todo el grupo Riu son de 2.114 millones.

Retribución. De los 106,1 millones de beneficio de 2017 de la sociedad individual, 85,8 se destinaron a reservas voluntarias y 20,2 a reservas por inversión en Canarias. Un año después, pese a la caída del resultado, el reparto fue muy diferente, ya que la compañía optó por destinar íntegramente los 66,5 millones de beneficio de la sociedad individual a retribuir a los accionistas mediante un dividendo.

Normas
Entra en El País para participar