Bruselas dice que le corresponde a Londres informar de nuevos pasos

La Comisión Europea señala este sábado que "toma nota" de la enmienda

Brexit
Un partidario de la UE agita una bandera durante una manifestación en en Londres, mientras el Parlamento sesiona un sábado por primera vez desde la Guerra de las Malvinas de 1982, para discutir sobre el Brexit. Reuters

La Comisión Europea (CE) señaló este sábado que "toma nota" de la enmienda aprobada en el Parlamento británico que emplaza al Gobierno de Boris Johnson de solicitar una extensión para salir de la Unión Europea (UE) y agregó que le corresponde Londres informar de los próximos pasos.

"La Comisión Europea toma nota del voto en el Parlamento británico de la llamada enmienda Letwin que supone que el acuerdo (de salida) como tal no se votará hoy", señaló en Twitter la portavoz jefa de la CE, Mina Andreeva.

En el mismo comentario agregó que le corresponde al Gobierno del Reino Unido informar a Bruselas "de los próximos pasos lo antes posible".

La Cámara de los Comunes, reunida este sábado en sesión extraordinaria, aprobó una enmienda que obliga al Gobierno del primer ministro a solicitar una prórroga del Brexit más allá del 31 de octubre, la fecha para la ruptura británica de la UE.

La iniciativa, introducida por el diputado independiente Oliver Letwin (exconservador), fue aprobada por 322 votos a favor y 306 en contra, según Efe.

La propuesta de Letwin pide posponer la ratificación definitiva del acuerdo del Brexit hasta que la legislación que debe implementarlo sea aprobada, lo que obliga a Johnson a solicitar un retraso más allá de finales de este octubre.

El voto en el Parlamento británico se celebró a 12 días de la fecha prevista para que el Reino Unido abandone la Unión Europea tras 46 años en el bloque comunitario en la primera sesión extraordinaria desde la Guerra de las Malvinas en 1982.

El pacto alcanzado el pasado jueves entre Londres y Bruselas pretende evitar que se levante una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, al tiempo que busca mantener la integridad del mercado único europeo.

El nuevo protocolo sustituye a la polémica salvaguarda irlandesa y ha sido posible tras concesiones de Londres y Dublín. Irlanda del Norte permanecerá alineada con ciertas normas del mercado único, pero el Parlamento norirlandés podrá decidir en el futuro si deja de aplicarlo. Se prevé un período de adaptación hasta el final de 2020.

El texto es, en gran medida, el mismo que negoció la exprimera ministra británica Theresa May, cuyo acuerdo fue rechazado tres veces por el Parlamento británico y quien este sábado pidió a la cámara que votara a favor del pacto presentado por su sucesor, Boris Johnson.

Una vez el los Comunes den su aprobación al acuerdo, este deberá ser respaldado también por el Parlamento Europeo, donde, en principio, no se prevé que encalle.

Normas