La tecnología de Face ID servirá a Apple para mejorar sus teclados táctiles

La tecnología de Face ID servirá a Apple para mejorar sus teclados táctiles

Se trata de una patente de los de Cupertino.

Face ID se hizo oficial en septiembre de 2017 como un nuevo sensor biométrico que llevarían los nuevos iPhone X en sustitución del venerado Touch ID, que se estrenó con los primeros iPhone 5S allá por septiembre de 2013. Así que, ¿cómo es posible que esa tecnología ayude a Apple a mejorar los teclados de las pantallas táctiles?

Como sabéis, Face ID es capaz de mapear todo lo que hay delante del sensor y, cuando encuentra un patrón que coincide con la cara que tiene almacenada el sistema, da luz verde y desbloquea el teléfono para que podamos usarlo. 

Detectar la pulsación bajo la pantalla

La nueva patente de Apple le llevaría a usar ese concepto de Face ID debajo de la pantalla de sus iPhone o iPad de tal forma que esos sensores serían capaces de detectar cuándo, cómo o con qué fuerza pulsamos sobre una tecla. Sería tal la precisión que se podría determinar con una exactitud total qué tecla estamos pulsando y qué fuerza aplicamos sobre la pantalla.

Tecnología láser para los teclados de pantallas táctiles.
Tecnología láser para los teclados de pantallas táctiles.

Estos sensores se llaman VCSEL y cada uno de ellos emite un haz de luz que se refleja en el dedo cuando pulsamos la tecla, y es la lectura que da, en combinación con otros haces, cuando el sistema es capaz de conocer el punto exacto donde hemos tocado la pantalla. Lo bueno de este sistema es que es tremendamente preciso y, como podéis ver en los gráficos de la patente, le ofrece al dispositivo una visión muy clara de dónde y cómo estamos pulsando.

Sería algo parecido a lo que ocurre con los Apple Pencil, donde los iPad pueden conocer el grado de inclinación y fuerza que ejercemos al pintar sobre la pantalla para definir el tipo de trazo que queremos dibujar: más ligero, más duro, más inclinado, más fino, etc.

Esta aplicación de la tecnología de Face ID en los teclados de los futuros iPhone o iPad de Apple permitiría diferenciar entre lo que es la pulsación de una tecla y un leve toque involuntario, lo que llevaría a estas pantallas a permitir apoyar las manos sin que se active una aplicación o se ponga en marcha algún proceso (ya que estos láser podrían calcular con una precisión absoluta cuál es la intensidad de un toque que buscar escribir).

Esta patente registrada por Apple no significa que vayamos a tener estos Face ID bajo la pantalla en los iPhone del año que viene. Seguramente tendremos que esperar bastante hasta que la tecnología esté lista para llegar a un producto de consumo.

Normas