Face ID y Touch ID, ¿juntos en los iPhone de los próximos años?

Face ID y Touch ID, ¿juntos en los iPhone de los próximos años?

Apple ya sabe cómo desbloquearemos sus móviles en 2021.

A muchos de los que compran habitualmente dispositivos iPhone les extrañó que Apple se cargará de buenas a primeras su Face ID, uno de los lectores de huellas que mejor han funcionado en los últimos años, desde que lo pusieran en marcha en el año 2013 para el iPhone 5S. Recordad que ese sensor de huellas desapareció de las gamas de los de Cupertino el año pasado cuando los nuevos iPhone XS y XR se olvidaron de él. Así que, ¿es posible que vuelvan próximamente?

Así lo afirma el analista de cabecera de todo lo que tiene que ver con el universo Apple. Ming-Chi Kuo habla de que será el año que viene, con los iPhone de 2021, los que por vez primera lleven instaladas ambas tecnologías biométricas. Tanto Face ID como Touch ID y, ojo, con sensores debajo de la pantalla.

Apple sigue investigando

Según el analista, si los iPhone del año que viene no llegaran con estas características es porque desde Apple necesitan, al menos, 18 meses para "resolver muchos problemas técnicos" que no les permiten ofrecer a los usuarios la "experiencia de alto nivel" que buscan en sus dispositivos. Recordemos que, al menos en lo que a Touch ID se refiere, ya hay compañías montando en sus smartphones lectores de huella bajo la pantalla.

¿Touch ID bajo la pantalla de los iPhone?
¿Touch ID bajo la pantalla de los iPhone?

De todas formas, en ese mismo informe del analista se reseñan varias dificultades para conseguir que esos dos componentes lleguen a los iPhone de 2021. Por un lado el consumo de energía, el tamaño necesario para configurar el área de detección, el grosor de ese módulo de detección y lo que denomina como "tasa de rendimiento de producción del proceso de laminación". Suponemos que hablan de la fabricación del propio panel.

Todo se resume en una tecnología que permita al usuario utilizar un área de escaneado más grande de lo que montan otras compañías actualmente, donde la zona de detección está limitada a una porción muy concreta del panel. Sea como fuere, y conociendo a Apple como la conocemos, seguramente querrá tener su propio sistema para que no sea exactamente igual que el ultrasónico que desarrolló Qualcomm.

De todas formas, cuando todavía estamos a la espera de que se confirmen los detalles de los iPhone 11 de 2019, resulta curioso pensar que ya existen algunas pistas sobre cómo serán los modelos de 2020 y, ahora, también los de 2021. 

Normas
Entra en El País para participar