José Antonio Caínzos presidirá el Centro Internacional de Arbitraje de Madrid

El socio de Clifford Chance es el elegido para comandar el organismo, que será presentado oficialmente a finales de año

José Antonio Caínzos, nuevo presidente del Centro Internacional de Arbitraje de Madrid.
José Antonio Caínzos, nuevo presidente del Centro Internacional de Arbitraje de Madrid.

José Antonio Caínzos, socio de Clifford Chance y presidente de honor del Club Español de Arbitraje, ha sido nombrado presidente del Centro Internacional de Arbitraje de Madrid, organismo que se presentará oficialmente a finales de año y que, si todo marcha como prevén sus fundadores, podría estar funcionando ya desde comienzos de 2020. Su pleno constitutivo decidió el martes la designación de Caínzos, que se ha hecho pública esta mañana durante la inauguración del II Congreso de la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje (CIMA).

El Centro Internacional de Arbitraje es un ambicioso proyecto puesto en marcha por las tres cortes arbitrales presentes en la capital, el propio CIMA, la Corte Española de Arbitraje (dependiente de la Cámara de Comercio de España) y la Corte de Arbitraje de Madrid (de la Cámara de Comercio de Madrid), al que posteriormente se ha adherido el Colegio de Abogados de Madrid (ICAM). El nuevo organismo, con personalidad jurídica propia e independiente de los asociados, aspira a convertirse en un referente mundial de la resolución de conflictos, compitiendo directamente con sedes ya consolidadas como París o Londres y atrayendo para sí, entre otros, pero especialmente, los litigios del entorno latinoamericano. "Nos vamos a poner el listón muy alto", ha aseverado Caínzos en el Congreso de CIMA.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, presente en el acto, ha mostrado su total respaldo a la iniciativa. "Un organismo como este es lo que nos falta para competir en la liga de las grandes capitales del mundo. Es posible convertirnos en una referencia en la resolución de conflictos".

Críticas al TSJ de Madrid

Durante la inauguración, los intervinientes han reclamado seguridad jurídica para el arbitraje en España. En este sentido, en el sector preocupa la anulación de algunos laudos por parte del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid, entrando a cuestionar el fondo del asunto. "Es importante que se solucione este problema", ha expuesto Bernardo Cremades, socio fundador de Cremades y Asociados y árbitro en CIMA. Martínez-Almeida, que ha respaldado veladamente las críticas a la actitud del TSJ, sin embargo, ha subrayado que en España se ejecutan 150 laudos arbitrales por cada uno que es anulado y ello, ha resaltado, "demuestra la fiabilidad del sistema".

Normas