Renfe abre sus talleres a los nuevos operadores de cara a la liberalización

Los precios dependerán de los servicios, el tiempo de uso y los activos disponibles

Ha elaborado un procedimiento por el que facilitará la capacidad disponible de sus instalaciones

El presidente de Renfe, Isaías Táboas.
El presidente de Renfe, Isaías Táboas.

La liberalización del transporte ferroviario de viajeros, prevista para diciembre de 2020, va despejando incógnitas. Una de ellas, es cómo harán frente al mantenimiento de sus trenes las empresas entrantes que vengan a competir con Renfe en la alta velocidad.

Así, Renfe ha elaborado un procedimiento de gestión, según fuentes consultadas, por el que facilitará la capacidad disponible de sus instalaciones de mantenimiento, para permitir así el acceso de los nuevos operadores que lo pidan.

El procedimiento, que se publicará en la declaración de la Red de Adif para los servicios que entrarán en vigor en diciembre de 2020, contendrá información pormenorizada sobre las características técnicas de las instalaciones de Renfe, la descripción de los servicios ferroviarios suministrados en la instalación, los precios de acceso y el proceso de solicitud.

Los nuevos operadores entrantes tendrán acceso a las instalaciones de mantenimiento de Renfe para llevar a cabo la conservación de sus propios trenes, en función de la naturaleza de la reparación y del mantenimiento a realizar, así como de los servicios de cada instalación, con el objeto de hacer un uso lo más eficiente posible de la capacidad de la que dispongan los talleres de Renfe en cada momento.

Las mismas fuentes consultadas confirman que el acceso de los operadores a los talleres de mantenimiento de Renfe se hará de forma transparente, objetiva y no discriminatoria, para dar certidumbre a los nuevos operadores de cara a la realización de sus operaciones ferroviarias futuras.

Los servicios ofertados se articularán bien directamente a través de Renfe Fabricación y Mantenimiento, o en régimen de autosuministro, es decir, que las empresas ferroviarias puedan realizar por sí mismas, o a través de sus proveedores de servicios, tareas de mantenimiento ligero en talleres de material autopropulsado de alta velocidad.

Los precios estarán en función de los servicios prestados, tiempo de uso y disponibilidad de activos puestos por Renfe a disposición de estos operadores, según ha podido saber este diario.

Este proceso supone un avance en la mejora de la gestión de la capacidad disponible de las instalaciones de mantenimiento, y el establecimiento de un sistema que permitirá compatibilizar las operaciones de mantenimiento del parque de Renfe y de las distintas empresas ferroviarias.

Normas