Banca

La rentabilidad de la banca española cae al 7,76% y no cubre el coste de capital

La eficiencia empeora, al pasar del 52,42% al 54,29% al cierre del primer semestre del presente ejercicio

Ratios banca Pulsar para ampliar el gráfico

 La banca no levanta cabeza, y cuando mejora algunos ratios, empeora otros. Este es el caso de la rentabilidad, que como consecuencia de unos peores beneficios, ha caído ligeramente en el segundo trimestre del año. Así, la rentabilidad sobre el patrimonio neto de las entidades significativas españolas se situó en el 7,76% a junio, lo que supone una caída del 14,06% respecto a hace un año y de un 8,38% frente al trimestre anterior, según los últimos datos del Banco de España.

Este porcentaje no cubre el coste de capital, que todos los expertos sitúan entre el 8% y el 10%, en función de la operativa de la entidad. El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, ya señaló el lunes pasado que el 90% de la banca europea no cubre este coste.

Su recorte coincide con una caída interanual del 10,38% en el beneficio global del sector que pasó desde los 11.754 millones de euros obtenidos en junio de 2018 a los 10.533 millones el pasado mes de junio.

El repunte de los costes empeoró también el ratio de eficiencia (porcentaje de los ingresos consumidos por los gastos operativos). La tasa subió del 52,42% de hace un año al 54,29% registrado en junio pasado. Ese mes es cuando CaixaBank y Santander tenían en marcha sus respectivos EREs.

Como datos positivos, la banca española reforzó su solvencia para situar su ratio de máxima calidad o CET1 en el 12,45% en junio, por encima del 12,34% acumulado en marzo, o del 12,10% de junio de 2018.

El capital total de los bancos significativos alcanzó el 15,29%, mientras que la de los bancos pequeños se situó en el 21,87%. La banca española está a la cola en ratio de capital, aunque según explicó el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, el lunes pasado, es la más resistente, según ha quedado reflejado en los test de estrés del Banco Central Europeo (BCE).

Otro dato positivo es el aumento de la hucha de liquidez en la comparativa interanual, que pasó en un año del 167,28% al 169,65%.

El índice de morosidad también mejoró. Su tasa bajó del 4,12% de junio del pasado año al 3,40% de junio de este ejercicio, su nivel más bajo desde el segundo trimestre de 2015 (primer período de referencia de la publicación de las series temporales, señala el supervisor nacional). Este índice, no obstante, incluye las filiales internacionales de las entidades financieras.

El ratio de cobertura de liquidez se mantiene prácticamente estable respecto a marzo de este año, al situarse en el 169,65%. Pero mejora si se compara con el ratio de hace un año, que fue del 167,28%, según los datos del Banco de España dados a conocer este miércoles.

Normas
Entra en El País para participar