Bebidas

Schweppes Suntory descarta una mejora de sus ventas en España en 2019

La compañía de bebidas invertirá 15 millones al año en España como parte de las iniciativas de su plan de sostenibilidad

Schweppes Suntory descarta una mejora de sus ventas en España en 2019

Schweppes Suntory no espera una mejora de sus ventas en España al cierre del ejercicio 2019. La compañía dueña de las tónicas Schewppes o de marcas como La Casera o Trina, reconoce a travesar una época de transición, que ya le llevó a una reducción de su cifra de negocios en 2017 y 2018.
Así lo reconoció ayer su consejero delegado en España dese hace unos meses, Nicolás Imeneuraet, que sustituyó en el puesto a Ignacio Silva, actual presidente de Deoleo.

“Estamos en un momento de transición del negocio, de cambios que nos hacen sufrir un poco”, apuntó el ejecutivo. “Queremos mirar más a largo plazo. Ha habido decisiones en las que se ha priorizado más el volumen que el valor. Algunas innovaciones han funcionado bien, como la tónica Pink, pero otras no tanto y es lo que estamos analizando”, añadió, recalcando que esta coyuntura ya estaba contemplada en la estrategia de la compañía, que a nivel global ha bautizado como Growing for good.

Esta incluye también su renovada estrategia de sostenibilidad, con un horizonte hasta 2030, con objetivos de reducción de plásticos y azúcares en la composición de sus bebidas. Para ese año, el grupo de bebidas de origen japonés quiere que sus envases de plástico estén hechos con PET reciclado. Para 2025 espera que este material represente el 50% de la composición de las botellas de plástico, y que todo el packaging que utilice sea con materiales reciclables, prescindiendo así de buena parte de plásticos.

Para antes, 2023, unirá los tapones a sus botellas de plástico. La compañía también estudia el uso de bioplásticos, procedentes de materiales como las maderas o las celulosas. En cuanto al azúcar, desde Schweppes recalcan que tienen las fórmulas disponibles para, cuando el mercado así lo requiera, el 98% de su gama de bebidas sea baja en este componente. En la actualidad, el 4% de su portfolio es de alto contenido en azúcar.

Un proceso de transformación que implicará una inversión de 15 millones anuales en las operaciones en España, donde mantiene dos fábricas, en Toledo y Sevilla.

Normas