Cellnex, una inversión de 10.800 millones para ser un gigante de las telecos

El 82% de sus ingresos procederán de fuera de España

Analiza nuevas operaciones con un valor agregado de 7.000 millones

Cellnex, una inversión de 10.800 millones para ser un gigante de las telecos Pulsar para ampliar el gráfico

En la primavera de 2015, la dirección de la recién bautizada Cellnex desde su anterior denominación de Abertis Telecom, no paró de insistir en que el proyecto puesto en marcha tenía una vocación europea. El primer paso en esa dirección, previo al debut en Bolsa en mayo de ese año, fue la compra de las torres de la italiana Wind, en una transacción valorada en cerca de 700 millones de euros. Cuatro años después, ese proyecto europeo ha pasado del papel a la realidad.

Ayer, tras anunciar la compra de las torres de la británica Arqiva por 2.240 millones de euros, Cellnex recordó que, desde la salida a Bolsa en 2015, ha ejecutado o comprometido inversiones por 10.800 millones en la adquisición o construcción, hasta el año 2027, de hasta 42.700 infraestructuras de telecomunicaciones en siete países europeos (más de 6.000 millones este año). Estas cifras sitúan a Cellnex como el primer inversor español en operaciones de crecimiento en este periodo de tiempo en cualquier sector.

Esta apuesta ha situado a Cellnex como operador de infraestructuras de telecomunicaciones independiente líder en el Viejo Continente y segundo del mundo, con 53.000 emplazamientos, una vez que estén materializados todos los proyectos en marcha. En 2007, apenas contaba con 7.000, y su principal negocio era el transporte de señales de televisión.

Entre los grupos independientes, solo el gigante estadounidense American Tower supera a Cellnex, que sin embargo sí se ha posicionado en este ranking por delante de otros grandes grupos norteamericanos del sector como Crown Castle y SBA.

La empresa que dirige Tobías Martínez está posicionada en siete países, Italia, Francia, España, Holanda, Suiza, Irlanda y Reino Unido, en el que pasa a ser un actor de relevancia con la citada operación con Arqiva. La compañía trabaja con operadoras como Telefónica, Bouygues Telecom, Iliad, Sunrise, Wind, Orange, BT, Deutsche Telekom… Con estos proyectos, una vez que estén cerrados en su conjunto, la compañía espera obtener el 82% de sus ingresos fuera de España, frente al 49% del primer semestre de este año.

Y es que, como dice en la empresa, 2019 ha sido un año transformacional. Las intenciones ya estaban sobre la mesa, cuando en la presentación de las cuentas de 2018, en febrero, la cúpula de Cellnex anunció que estaba analizando operaciones valoradas en su conjunto en 11.000 millones de euros. En este escenario, en mayo anunció la mayor operación de su historia, al acordar la compra de 10.700 emplazamientos de Iliad y Salt en Francia, Italia y Suiza, por 2.700 millones de euros. Además, Cellnex desplegará otros 4.000 emplazamientos en estos países con una inversión adicional de 1.350 millones. Posteriormente, cerró un acuerdo con BT en junio para reforzarse en Reino Unido y anunció la compra de la irlandesa Cignal en septiembre. Ahora, Cellnex ha vuelto a sorprender al sector con la citada compra de las torres de Arqiva.

Respaldo inversor

En su avance, la compañía ha contado con el respaldo del mercado. A principios de año amplió capital en 1.200 millones de euros, y en junio cerró una emisión de convertibles de 850 millones. Ahora, ha anunciado otro aumento de capital, de 2.500 millones. En la primera ampliación se estableció un precio de suscripción de 17,89 euros por acción, mientras que en la anunciada ayer, el precio será de 28,85 euros por título. Y es que la acción de Cellnex no ha dejado de subir durante 2019, en el que acumula una revalorización de casi el 85%, pese a la masiva entrada de papel. Y es que entre las dos ampliaciones, el aumento del número total de acciones ronda el 67%.

El grupo español se ha aprovechado de la salida a la venta de activos de redes de telefonía móvil en toda Europa, por parte de las operadoras, en su estrategia de desinversiones para captar recursos con los que invertir y reducir deuda. Vodafone, Orange, Telefónica, Deutsche Telekom, BT, Altice... la lista de telecos con planes en estudio para vender activos de este tipo no ha dejado de crecer en los últimos tiempos.

Cellnex no va a quedarse ahí. En la presentación para los inversores de la operación con Arqiva, la empresa española señaló que está analizando activamente oportunidades de mercado por un tamaño agregado estimado de aproximadamente 7.000 millones de euros. No obstante, dichas oportunidades en diferentes etapas. Según Cellnex, mientras que hay proyectos en una etapa temprana, existen otros que están siendo negociados en régimen de exclusividad y con documentación avanzada preparada, o incluso ya firmada, como la “transacción presente”.

En este sentido, Banco Sabadell indicó ayer que tras la compra de las torres de Arqiva y la ampliación de capital de 2.500 millones de euros, el ratio de apalancamiento de Cellnex bajará a 4,5 veces el ebitda, por lo que la compañía seguiría teniendo flexibilidad para llevar a cabo ciertas operaciones de tamaño medio. Estos analistas creen que para afrontar transacciones de tamaño significativo, Cellnex tendría que seguir acudiendo al mercado.

En el caso de Reino Unido, Sabadell señala que la compra de las torres de Arqiva refuerza el posicionamiento de Cellnex en este mercado, que aún brindaría oportunidades relevantes de consolidación como las torres de BT o CTIL, la empresa que agrupa los activos en este ámbito de Telefónica y Vodafone.

La apuesta de los Benetton

Inversión. Cuando la familia Benetton y sus socios, los fondos soberanos de Abu Dabí y Singapur, entraron en Cellnex, convirtiéndose en accionistas de referencia (con un 29,9% del capital a través de la sociedad ConnecT) se comprometieron a aportar 1.500 millones de euros en las posibles ampliaciones de capital que pudiera realizar la compañía española para financiar su crecimiento. De momento, entre el aumento de capital realizado en febrero y el anunciado ayer, las aportaciones de estos inversores sumarían en su conjunto algo más de 1.100 millones de euros. Es decir, todavía tendrían un margen de casi 400 millones para acudir a futuros aumentos de capital.

Nueva aportación. En la nueva ampliación de capital propuesta ayer, estos accionistas de referencia de Cellnex aportarán un total de 747,5 millones de euros, merced a su participación.

Plusvalías. De momento, y antes de la nueva ampliación de capital, las plusvalías latentes de los Benetton y sus socios superan los 1.600 millones de euros. Y es que tanto en la compra inicial del 29,9% del capital que estaba en manos de Abertis por parte de los Benetton a través de ConnecT, como la posterior venta de la participación del 40% de esta sociedad a los fondos de Abu Dabí y Singapur, se hizo a un precio de 21,50 euros por acción. Ayer, los títulos de Cellnex cerraron a un precio 38,91 euros.

Normas