Tecnología

Indra lidera un proyecto europeo para utilizar drones en diferentes industrias

La iniciativa tiene 49 socios y un presupuesto de 30 millones.

Un dron de Indra.
Un dron de Indra.

Indra lidera un macroproyecto europeo de I+D+i para aplicar los drones y la inteligencia artificial al desarrollo de diferentes servicios avanzados para las industrias del transporte, logística, construcción, vigilancia o agricultura, entre otras. La iniciativa, que será presentada este miércoles en Málaga durante la feria S-Moving, dedicada a las tecnologías aplicadas a los vehículos inteligentes, autónomos y conectados, cuenta con un presupuesto de 30 millones de euros y 49 socios de siete países.

En el proyecto, financiado por el programa europeo Ecsel y a nivel nacional por el Ministerio de Industria, la empresa española también será la encargada de llevar a cabo el caso de uso de drones en el sector del transporte para lo que integrará sus soluciones de gestión de transporte (Mova Traffic) con las soluciones para la gestión del tráfico de drones con el fin de generar una plataforma integral de movilidad que incluya también estos vehículos no tripulados.

El objetivo, dicen desde Indra, es desarrollar nuevos servicios de transporte basados en el uso combinado de drones e inteligencia artificial (IA) para mejorar la eficiencia, la automatización y el coste de la monitorización, el control y el mantenimiento de las operaciones de transportes, tanto terrestres como marítimas, y de sus infraestructuras. “Los drones también podrán ayudar a reducir los tiempos de respuesta ante incidentes y los riesgos operacionales, aumentar la capacidad de las áreas de carga en puertos y otras infraestructuras e incrementar la seguridad y la sostenibilidad”, añaden.

Indra explica que durante el proyecto van a desarrollar herramientas de procesamiento de imágenes y vídeo basadas en tarjetas gráficas, así como tecnologías de IA y deep learning (aprendizaje profundo) para analizar el vídeo y las imágenes capturadas por los drones, de forma que se pueda detectar automáticamente un incidente. Además, también prevén desarrollar algoritmos de planificación de trayectoria, de monitoreo de seguridad y para evitar obstáculos y establecer límites virtuales en un área geográfica determinada.

La compañía igualmente creará módulos de comunicación sobre 4G, que tendrán en cuenta aspectos de ciberseguridad y confiabilidad, para garantizar el intercambio seguro de información entre el centro de control de transporte y los drones.

Para hacer las pruebas, Indra utilizará su embarcación no tripulada USV (desarrollada como parte de civil UAVs initiative, el proyecto con el que la Xunta de Galicia está impulsando el sector de las plataformas no tripuladas con aplicaciones civiles en Europa) y evolucionará su dron de ala fija Mantis, creando una versión civil para aplicaciones de transporte.

El primer caso de uso para gestión y supervisión del tráfico en carretera y detección de incidentes se probará en el aeródromo de Rozas (Lugo), sede del citado proyecto de la Xunta. El segundo, para actividades marítimas, como la supervisión de la infraestructura portuaria y para la orientación de embarcaciones que llegan al puerto, tendrá lugar en el puerto de Vigo.

Normas