Operaciones

Holaluz saldrá al MAB para captar hasta 40 millones

La compañía fundada por Carlota Pi plantea un agresivo plan de negocio para 2023

Carlota Pi, presidenta ejecutiva y cofundadora de Holaluz.
Carlota Pi, presidenta ejecutiva y cofundadora de Holaluz.

En plena sequía de salidas al mercado de renta variable, la comercializadora de electricidad Holaluz va dar el salto. La empresa ganó la subasta colectiva de electricidad organizada en 2014 por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y ha seguido creciendo a marchas forzadas desde entonces. El plan de su cofundadora, Carlota Pi, es salir al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) a finales del próximo noviembre con el objetivo de dar un salto más adelante a la Bolsa sénior. 

La compañía se propone captar entre 30 y 40 millones de euros en una ampliación de capital, con unos ambiciosos objetivos de cara a finales de 2023: lograr un millón de clientes, frente a los 204.000 actuales, y 10.000 megawatios de instalaciones de autoconsumo. La compañía ya ha realizado presentaciones entre inversores (road show, en la jerga), con una gran acogida. Fuentes conocedoras de la marcha de estos contactos señalan que aproximadamente la mitad de los inversores han sido españoles y la otra mitad, del resto de Europa.

Holaluz cerró su ronda A de financiación en febrero 2016, cuando Axon Partners Group invirtió cuatro millones de euros en la empresa para proyectos de marketing y comunicación con el objetivo de acelerar exponencialmente el crecimiento de la compañía.

En mayo 2018, Holaluz cerró un acuerdo con Anpier, la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica, para que sus más de 5.000 socios se beneficien de unas condiciones especiales tanto en la representación de plantas fotovoltaicas, como en los contratos de suministro eléctrico asociados a las mismas. Con este acuerdo, Holaluz se afianzó en las renovables y triplicó su capacidad de crecimiento en clientes.

Holaluz, que facturó 180 millones de euros el año pasado, prevé incrementar esta cifra un 57% este año y sumar una cartera de 350.000 clientes (900 altas mensuales), casi el doble que en 2018. Solo en Madrid, la compañía ha aumentado sus clientes un 56%, hasta 35.000. "Un 39% de los nuevos clientes contrata por recomendación de los que ya están con nosotros”, subraya Pi.

Normas