Tecnología

W&K ultima un ‘Spotify’ de contenidos para la formación de asesores financieros

La firma, certificada por CNMV, lo lanzará en enero de 2020. Ya ofrece un programa 100% online para este colectivo con una ‘app’ de gamificación

Fernando Rojano, cofundador de W&K Financial Education.
Fernando Rojano, cofundador de W&K Financial Education.

Las fintech han servido de referente para los impulsores de la startup española W&K Financial Education. Tras ver cómo esas compañías, apoyadas en la tecnología, lograban revolucionar muchos negocios del sector financiero, ellos se han propuesto ser el gran disruptor del sector de la formación financiera. Un negocio importante en España, después de que en 2018, con la transposición de la normativa europea MiFID II bajo las directrices ESMA, todas las personas que informen o asesoren en compañías de servicios de inversión están obligadas a acreditarse con alguno de los títulos que tiene listados la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según Fernando Rojano, uno de los impulsores del proyecto, en España hay un colectivo afectado de 200.000 profesionales, que no solo precisan contar con esa acreditación, sino que tienen el gran desafío de la formación continua, también exigida por la normativa.

“Queremos ser el outsider de este sector, donde vemos que grandes oportunidades para nuevos actores con una forma innovadora de ofrecer el servicio”, remarca Rojano. Su empresa, homologada por la CNMV, quiere “democratizar la formación en asesoramiento financiero” y hacerlo, dice, conforme a las necesidades de los profesionales de hoy: “Online y cuando ellos quieran”. Por eso, lo primero que han lanzado es un programa para ser asesor financiero que es 100% digital, con contenido premium y una app de gamificación, en formato trivial, con más de 700 preguntas. “Es una forma totalmente innovadora de fijar el contenido, que no contempla ninguno de los títulos que está en el listado del regulador”.

El programa, de 150 horas, se acompaña con una masterclass, donde los alumnos pueden plantear todas sus dudas con un tutor con un ejercicio presencial virtualizado. Su precio es de 975 euros, “y ofrecemos una gran flexibilidad porque basta dedicarle 90 minutos diarios”.

Pero donde quiere poner realmente foco W&K es en la formación continua, donde aseguran hacer “auténticos trajes a medida”, con temarios customizados en función de las necesidades de sus clientes. “Estos pueden construir sus paquetes formativos de 30 horas o más con píldoras de renta fija, de derivados, de instituciones de inversiones colectivas”. Con todo, la gran apuesta de W&K llegará en enero de 2020, cuando la compañía lanzará una plataforma digital que actuará como un agregador de contenidos de diferentes fuentes globales y de diversa índole (gestoras, consultoras, artículos de prensa).

“Haremos de facilitadores de ese conocimiento que está al alcance de todo el mundo, pero gracias a nuestro expertise lo pondremos en valor para nuestros clientes como formación continua. Haremos una selección de fuentes cualificadas y los contenidos irán complementados con una evaluación. Además, cerraremos acuerdos con proveedores de contenido si en algún caso se requiere. Seremos como el Netflix o el Spotify de la formación en el asesoramiento financiero”, señala Rojano. El servicio podrá ser contratado por cualquier profesional a título personal o por las empresas por una tarifa plana: 150 euros anuales.

La startup W&K está impulsada por un grupo de emprendedores con experiencia en el mundo de las finanzas y la formación. Su líder, Fernando Rojano, ha trabajado con un proveedor de servicios tecnológicos de EFPA España, la reconocida Asociación Española de Asesores y Planificadores Financieros.

El directivo explica que ya han empezado a monetizar el proyecto. En la actualidad tienen entre 15 y 20 clientes en formación continua, a los que se suman otros clientes para acreditación. "Este año cerraremos con una facturación de 100.000 euros, que no está nada mal para ser el año en que echamos a andar, y nuestro objetivo es alcanzar los 300.000 euros para el próximo año". Rojano defiende que su empresa propone un modelo "inclusivo" en la formación financiera y señala que quieren ampliar su target más allá de los profesionales. "Queremos que cualquier persona física pueda formarse en estos temas con nosotros, aunque no vaya a hacerse asesor financiero”, dice.

 

Normas