Banca

BBVA decide subir las comisiones a los clientes menos vinculados

Los usuarios de la clásica libreta pagarán a partir de enero 10 euros al año, y el mantenimiento de la cuenta pasa de 60 euros a 100 a los no vinculados

La Vela, sede operativa de BBVA en Madrid
La Vela, sede operativa de BBVA en Madrid

Hace unas semanas Santander comunicó a un número de clientes una subida de comisiones en su Cuenta Clásica. Ahora es BBVA el banco que a partir de la madrugada de este sábado, comenzará a anunciar a sus clientes una serie de subidas en las comisiones de ciertos productos, en función de la vinculación. Aunque el alza de tarifas no será afectiva hasta el próximo 1 de enero.

La entidad financiera que preside Carlos Torres ha decidido subir de 60 euros anuales que cobra en la actualidad a 100 euros al año por el mantenimiento de una cuenta corriente, siempre que su titular no esté vinculado con el banco.

El objetivo de BBVA, como de Santander o de prácticamente todas las entidades, es que los clientes dependan cada vez más de una única institución bancaria.
BBVA explica que esta subida solo afecta a uno de cada cuatro clientes, ya que el resto cuentan con cuentas sin comisiones que se van a mantener así. De esta forma los titulares de Adiós Comisones, la Cuenta va Contigo, la Cuenta Online, Cuenta Blue, o los que tienen una segunda cuenta están exentos de pagar comisiones de mantenimiento.

Los menores de 21 años, o si un cliente tiene domiciliada una nómina superior a 600 euros, o una pensión de 300 euro al mes, y cuenta con más de cinco recibos domiciliados también estarán exentos de esta comisión.

Los clientes con cuenta con libreta (que hace años fue su producto estrella) comenzarán a pagar comisiones anuales por ella. Pasarán de no tener coste a pagar 10 euros, aunque hay ciertos colectivos que estarán exentos, como son los menores de 30 años de edad o los pensionistas mayores de 65 años.

El banco explica que el uso de la libreta es cada vez más reducido, ya que los clientes emplean cada vez más los canales digitales, e incluso los que acuden a la oficina en su mayoría han descartado este soporte de papel. Las transferencias inmediatas también sufrirán un encarecimiento en su operativa. Así, pararán de costar 0,90 euros por operación a 1,25% al hacerlas a través de la web o la app.

Fuentes de la entidad afirman que la intención del banco es “impulsar la vinculación de los clientes. Cada día ponemos nuevas funcionalidades y servicios gratuitos a disposición de los usuarios. Por todo ello en los clientes mas vinculados este incremento de las comisiones es inexistente”.

El actual entorno de tipos de interés negativos se ha convertido en el nuevo paradigma del negocio bancario. Este pésimo escenario para el sector bancario, que durará como mínimo hasta 2023, según apuntan fuentes financieras, está provocando que la banca intente compensar la caída de su margen de intereses con las clásicas recetas: reducir costes, incrementar las comisiones y recortar provisiones tras la caída de la morosidad.

La subida de comisiones, coinciden varias fuentes financieras, va a ser generalizada en la banca. De momento, Bankia también ha endurecido las condiciones para eliminar las comisiones a sus clientes.

Otras claves

Ingresos. Los seis principales bancos españoles ingresaron un total de 11.051,5 millones de euros por las comisiones que cobraron a sus clientes de enero a junio, lo que supone un descenso de unos 6,2 millones de euros respecto al mismo periodo de un año antes, si bien la diferencia es prácticamente nula (-0,05%) en términos relativos.

Migración de depósitos a fondos. Pese a este estancamiento, los bancos han mejorado ligeramente sus ingresos por este concepto en España (sin tener en cuenta las filiales extranjeras). El impulso para que el cliente pase sus depòsitos a fondos de inversión o pensiones, balón de oxígeno para las entidades financieras.

Normas