Un móvil y unas fotos bastan para detectar enfermedades oculares en niños
Getty Images

Un móvil y unas fotos bastan para detectar enfermedades oculares en niños

La aplicación ya está disponible en iOS y Android.

Hasta hace poco formaban parte de las series y películas de ciencia-ficción esos aparatos que apuntaban a la cara y eran capaces de decir qué enfermedad tenía una persona. Y vistos los precedentes de los que venimos, tiene toda la pinta de que es algo que está más cerca de lo que pensamos. Y todo gracias a la inteligencia artificial.

El caso es que ya tenemos en iOS y Android una aplicación que es capaz de detectar signos de enfermedades oculares en niños pequeños, que son los que no se pueden quejar, decirnos que les duelen los ojos o que tienen problemas de visión. Así que hablamos de una herramienta tremendamente útil para prevenir posibles enfermedades.

Disponibles ya en las tiendas digitales

En Android podéis encontrarla con el nombre de Detector de ojo blanco mientras que en iOS es White Eye Detector y ambas están desarrolladas por el llamado CRADLE Team, un grupo de ingenieros que han pensado que es una buena idea recurrir a la inteligencia artificial para detectar indicios de problemas oculares en los más pequeños.

Para verificar la efectividad de esta aplicación, el CRADLE Team pasó por la inteligencia artificial más de 53.000 fotos pertenecientes a 40 niños, de los que la mitad tenían algún tipo de enfermedad ocular. El resultado fue la detección de 16 casos con una media de un año y cuatro meses de adelanto sobre el diagnóstico del especialista médico.

A lo mejor esos 16 meses no nos parecen muchos, pero si tenemos en cuenta que un retinoblastoma puede tardar solo seis en legar al cerebro, imaginad lo fundamental que se vuelve una herramienta de este tipo para evitar daños mayores y, en el peor de los casos, una muerte.

Detector de Ojo Blanco CRADLE.
Detector de Ojo Blanco CRADLE.

Esta aplicación se utiliza sacando fotografías del ojo de los niños y, más tarde, la inteligencia artificial las compara con toda su extensa base de conocimientos adquiridos de "leer" lo que ocurre en aquellos ojos que sí tienen algún tipo de afección. De esta manera es posible tener un resultado que, eso sí, es importante decir que no es un diagnóstico médico, sino que debe ayudarnos a ir al especialista, contarle lo ocurrido, y facilitar que dé comienzo el tratamiento pertinente.

No se trata de una herramienta certificada por los organismos médicos oficiales aunque detrás haya un grupo que sí tiene experiencia en este tipo de patologías y podemos utilizarla con niños mayores, jóvenes, adolescentes, adultos, etc.

Normas