La Audiencia rechaza paralizar la multa de la CNMC a Mediaset y Atresmedia

El regulador ultima la sanción, cercana a 43 millones para cada grupo

La resolución revolucionará la contratación publicitaria en TV

La Audiencia rechaza paralizar la multa de la CNMC a Mediaset y Atresmedia

El expediente sancionador abierto por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a Mediaset y Atresmedia por posibles prácticas restrictivas de la competencia en el mercado de la publicidad en televisión en España se acerca a su momento clave: la decisión final sobre la presumible multa multimillonaria y las medidas que supondrán un cambio radical en la comercialización de la publicidad en televisión. El último revés para ambas compañías ha tenido lugar en la Audiencia Nacional, que ha rechazado suspender cautelarmente el procedimiento, como habían pedido ambas empresas.

Mediaset y Atresmedia habían interpuesto recursos contencioso-administrativos contra la resolución del consejo de la CNMC del 23 de mayo, en la que se desestimaba, a su vez, su recurso administrativo contra el acuerdo de la Dirección de Competencia de la CNMC del 29 de abril, en la que se denegó la terminación convencional (con acuerdo) del expediente sancionador. Ante esa situación, una de las últimas balas de Mediaset y Atresmedia para paralizar el proceso fue recurrir ese acuerdo ante la Audiencia Nacional y pedir que se suspendiese cautelarmente el procedimiento sancionador hasta que los jueces decidiesen sobre ese punto, alegando el riesgo de “perjuicios irreparables”.

La Audiencia Nacional lo ha rechazado: “No podemos aceptar la medida cautelar solicitada por los recurrentes ya que si aceptamos su solicitud de que se paralice la tramitación de un procedimiento sancionador hasta que se resuelva sobre la denegación de una terminación convencional ello está implicando un fallo anticipado de la sentencia que pueda dictarse en este proceso favorable a sus pretensiones”, dicen de modo textual los dos autos denegatorios de las medidas cautelares. Y añaden: "Además, no compartimos con los recurrentes la afirmación de que la no adopción de esta medida cautelar implica una pérdida de la finalidad legitima de este proceso así como la causación de perjuicios irreparables puesto que, para el caso de que se dictara una sentencia estimatoria y se declarara la nulidad de la resolución impugnada en este proceso anulando la denegación de la terminación convencional en ese expediente sancionador, las consecuencias que derivarían de dicha sentencia estimatoria afectaría a las actuaciones administrativas realizadas por la CNMC con posterioridad a esa denegación de terminación convencional y, entre ellas, a la hipotética sanción que se les hubiera impuesto en ese expediente sancionador".

Decisión próxima

Con esta decisión de los jueces se elimina una de las barreras que podían frenar la resolución definitiva de la CNMC. Según fuentes del sector, la autoridad reguladora está ultimando su decisión, que podría anunciarse la próxima semana. El organismo que preside José María Marín Quemada deberá comunicar el importe de la sanción así como las conclusiones definitivas. La multa podría superar los 43 millones de euros para cada una de ellas, una de las mayores de la historia de España. De momento, la CNMC está cumplimentando los últimos trámites.

El proceso empezó a principios de 2018. La CNMC anunció que había incoado expediente sancionador contra Atresmedia y su división Atres Advertising, y Mediaset y su filial Publiespaña, por posibles prácticas ilegales contra la competencia. Entre otras prácticas, el regulador señaló la exigencia a anunciantes y agencias de medios del cumplimiento de cuotas relativas de inversión publicitaria en sus respectivas cadenas, así como la contratación conjunta de publicidad televisiva en distintos canales de cada uno de los operadores de televisión, a través de la emisión en simulcast de la mayoría de las campañas publicitarias, además de la vinculación de paquetes.

Cambios

La resolución final de la CNMC podría forzar a un cambio en el marco de la contratación publicitaria en televisión en España. Entre otros cambios, busca impedir la comercialización de publicidad por bloques o ligar la publicidad en distintos canales al mismo tiempo. Según fuentes del sector, la CNMC quiere amarrar bien todos los argumentos de cara a los posibles recursos que las compañías pudiesen interponer ante la justicia tras su resolución.

Y es que ambas empresas televisivas tienen previsto recurrir a los tribunales la posible sanción y están convencidas de que ganarán finalmente el litigio. En el informe financiero del primer semestre, Atresmedia dijo que sus administradores y abogados consideran que la propuesta de resolución de la CNMC “no está debidamente fundada y confían en un resultado favorable para la compañía, bien durante la tramitación del procedimiento administrativo bien en la vía del recurso ante los tribunales, en caso de que la CNMC dicte una resolución sancionadora”.

Además, la compañía señaló que no se ha dotado cantidad alguna en concepto de provisión de riesgo por este concepto. Eso sí, el proceso judicial será largo, puesto que su recorrido puede pasar por la Audiencia Nacional, inicialmente, y acabar en el Tribunal Supremo.

Tanto Mediaset como Atresmedia han sido muy críticas con la CNMC durante este tiempo. De hecho, el CEO de Mediaset España, Paolo Vasile, llegó a acusar de animadversión a Marín Quemada, hace algunas semanas.

Escenario de la resolución

Dudas. La decisión de la CNMC llega en un momento de incertidumbre, puesto que buena parte de sus consejeros, incluido el presidente, están en funciones. La sustitución podría producirse a partir de diciembre, si finalmente se forma Gobierno tras las elecciones de noviembre.

Duopolio. Ambas cadenas rechazan la acusación de duopolio. En su opinión, la televisión en abierto se ha configurado en todos los países con dos o tres actores como máximo, en parte por la necesidad de inversión de cualquiera que quiera entrar, por encima de 300 millones de euros.

Plazos. El Tribunal Supremo (TS) ha establecido, por otra parte, criterios sobre el plazo que tiene la CNMC para recalcular sus multas en caso de que hayan sido anuladas antes por los tribunales en lo que se refiere a su cuantía. El TS determina que la CNMC no tendrá que reiniciar todo el proceso. Bajo este criterio, el TS ha desestimado un recurso de Mediaset contra la sanción de 1,6 millones que le impuso la CNMC en 2016 tras recalcular, por orden de una sentencia de 2015, la cuantía de la sanción de Competencia (3,6 millones) por una infracción de 2010.

Normas
Entra en El País para participar