Kronos Homes encarga a Bofill el rascacielos más alto de Valencia

Invertirá 70 millones en el edificio Ikon, que contará con un ático con un precio de dos millones

Proyecto del edificio Ikon, de Kronos Homes, en Valencia.
Proyecto del edificio Ikon, de Kronos Homes, en Valencia.

La promotora Kronos Homes va a levantar el edificio residencial más alto de Valencia, de 100 metros y que ha bautizado como Ikon. La empresa ha encargado el diseño al estudio del arquitecto Ricardo Bofill, que presentó este miércoles el proyecto en la capital valenciana.

El rascacielos contará con dos torres de 30 y 40 plantas y se levantará al inicio de la avenida Cortes Valencianas. El proyecto, que tendrá un coste de 70 millones de euros, es el primero de la promotora en Valencia. Contará con 203 viviendas, de uno, dos, tres y cuatro dormitorios, además de un jardín mediterráneo, piscina, solarium, un gimnasio, un club social y espacio para superficies comerciales.

Con viviendas desde 70 metros cuadrados y hasta los 140 m2 en el caso de los áticos, los precios partirán desde los 176.000 euros e irán subiendo hasta los dos millones de euros, que es lo que valdrá uno de los áticos, con vistas a dos lados y al mar. De este modo, el precio medio se sitúa entre los 350.000 y 400.000 euros. La previsión es concluir las obras en 2023 y ya hay 26 reservas para adquirir una vivienda en esta promoción, comercializada por Valgesco, informó Europa Press.

Bofill destacó la idea de que el rascacielos junto al Hotel Meliá —también de grandes dimensiones— completará una nueva “puerta urbana” a la ciudad que hasta ahora estaba “a medio hacer”, al tiempo que ha defendido que los buenos arquitectos también “tienen que ocuparse de las viviendas, que constituyen el 70% de las ciudades”, y no únicamente de otro tipo de edificios emblemáticos.

La compañía es una de las promotoras surgidas en el nuevo ciclo inmobiliario posburbuja. La intención de la empresa es cerrar 2019 con un banco de suelo con capacidad para construir 16.000 viviendas.

Detrás del capital de la promotora se encuentra el fondo también llamado Kronos, con Saïd Hejal y la familia Perrodo como socios principales. La promotora cuida especialmente el diseño de sus edificios. Por ejemplo, la pasada semana presentó en el Algarve portugués un resort con una inversión de 250 millones encargado al estudio RCR, ganador del Pritzker de Arquitectura en 2017.

Normas