Los gestores estrella subieron su beneficio en 2018 pese a caer en Bolsa

Bestinver, Azvalor, Magallanes y Cobas ganaron 87 millones de euros

Gestoras Pulsar para ampliar el gráfico

Las gestoras de fondos de inversión vivieron en 2018 su peor año desde la crisis financiera por el desplome generalizado del precio de la Bolsa y de los bonos. Los gestores estrella no escaparon a esta dinámica y los fondos que administran tuvieron severas caídas. Sin embargo, el beneficio y los sueldos de estas firmas de prestigio se mantuvieron, e incluso aumentaron, durante este periodo.

Las principales gestoras independientes de España, Bestinver, Cobas Asset Management, Magallanes Value Investors y Azvalor Asset Management, ganaron en conjunto 86,5 millones de euros durante el año pasado, según sus informes de auditoría depositados en la CNMV. La cifra es un 20,1% superior a la de 2017.

Salvo en el caso de Bestinver (propiedad del grupo Acciona), en las otras tres sus accionistas son principalmente sus gestores, y buena parte del beneficio se distribuye directamente entre ellos.

En el caso de Cobas, el mayor accionista es Francisco García Paramés (a través de la sociedad Santa Comba), quien también es presidente y gestor. El máximo accionista de Magallanes es Iván Martín (a través de Iglú Patrimonio SL), que ocupa el puesto de presidente y gestor de la firma. Mientras que en Azvalor, los mayores propietarios son Álvaro Guzmán de Lázaro, presidente y gestor; Fernando Bernad, vicepresidente y gestor; y Beltrán Paragés, director de relación con inversores.

100.000 inversores

  • Bestinver. La firma superó el año pasado por primera vez la barrera de los 50.000 clientes. Batiendo las cotas que tenía antes de la salida de Francisco García Paramés, en 2014.
  • Cobas. La entidad fundada en 2017 por Paramés ha logrado en dos años de vida atraer a más de 22.500 clientes en sus diferentes vehículos (fondos, planes de pensiones...).
  • Magallanes y Cobas. Ambas reportaron a la CNMV contar a finales de 2018 con 18.000 clientes. Aunque algunos de los clientes están en varias de las cuatro firmas, la suma total supera los 100.000 partícipes.

Todos los directivos mencionados perciben una parte de los beneficios de sus gestoras, al tiempo que cobran un sueldo como empleados. La remuneración agregada de la alta dirección de estas cuatro firmas ascendió en 2018 a 11,92 millones de euros, un 1,5% más que el año anterior.

Entre ingresos por sueldos y por el reparto de dividendos, en algunos casos la retribución total puede rozar los 10 millones de euros anuales.

Los ingresos de las gestoras están ligados con el volumen de activos gestionados ya que los fondos cobran comisiones que van del 1% al 2% anual del patrimonio que administran.

Las cuatro grandes gestoras independientes cerraron el ejercicio 2018 con menos activos gestionados que un año antes y, sin embargo, ingresando más comisiones. Fueron 10.664 millones de euros de volumen administrado, un 10% menos. Y 176 millones de euros de comisiones, un 13,2% más.

Una de las mejores métricas para medir la rentabilidad del negocio de las gestoras es dividir los ingresos por comisiones entre los activos gestionados. En todas las firmas estrella de value investing (el estilo de gestión que predican las cuatro entidades analizadas), este ratio ha subido. En Bestinver y Azvalor ha sido un incremento moderado, pero en Cobas y Magallanes se ha duplicado.

La gestión de activos es un negocio de escala. Una vez que alcanzas un cierto volumen de patrimonio gestionado, puedes administrar mucho más sin incurrir en gastos extra. Todos las nuevas comisiones que se obtienen van directas al beneficio”, explica un veterano directivo del sector.

Lo más llamativo de los buenos resultados de los cuatro grandes de las gestoras independientes es que se produjeron en un año muy difícil en los mercados. En el caso de Bestinver, el rendimiento medio de los productos que gestiona fue del -14%, lo que no impidió que la retribución de los directivos se mantuviera estable y que el beneficio creciera un 1,1%.

El caso de Cobas, la gestora capitaneada por Paramés (exdirector de inversiones de Bestinver), es aún más llamativo. El volumen de activos gestionados se redujo un 23% durante 2018, pero los ingresos por comisiones se dispararon casi un 76% (hasta los 33,75 millones de euros) y el beneficio se cuadriplicó.

En su memoria anual de auditoría la firma recuerda que 2017 no fue un ejercicio comercial completo, puesto que empezó a operar en febrero. En ese periodo inicial tuvo que asumir varios desembolsos especiales para poder arrancar.

El mayor fondo de la gestora, Cobas Internacional, cerró el ejercicio con una depreciación del 31,4%. Pese a estos malos datos, la gestora logró unas captaciones netas en fondos de 263 millones de euros.

La firma que mejores rendimientos obtuvo, en relación a sus rivales, fue Azvalor. Su fondo internacional perdió solo un 10,5%.

Normas