Iberdrola lanza un nuevo plan de eólica marina en EE UU de 1.200 MW

Su filial Vineyard presenta la propuesta a las autoridades de Connecticut

Parque de eólica marina de Iberdrola en aguas de Alemania.
Parque de eólica marina de Iberdrola en aguas de Alemania.

Iberdrola refuerza su estrategia en eólica marina en Estados Unidos (EE. UU.), que solo cuenta con un parque renovable de estas características a pesar de las posibilidades de sus costas en los océanos Atlántico y Pacífico.

Su filial estadounidense Vineyard Wind ha presentado a las autoridades de Connecticut una propuesta de nueva generación por un volumen de hasta 1.200 MW. En realidad es una batería de planteamientos sobre nuevos parques de off shore, que incluyen la posibilidad de explotaciones separadas de 400 MW, 800 MW, 1.000 MW y 1.200 MW.

El plan, denominado Park City Wind, ha sido entregado esta semana a los responsables del Departamento de Energía y Protección Ambiental de Connecticut (Deep). El Estado quiere aumentar en su territorio el mix de generación por la vía renovable. Lars Pedersen, consejero delegado de Vineyard Wind, ha liderado el proyecto, que supondría un impulso a la economía de la localidad de Bridgeport, que se convertiría en el núcleo de la nueva industria que pudiera generar esta inversión.

La ubicación que busca Park City Wind corresponde a las áreas marítimas de arrendamiento OCS-A 0501 y OCS-A 0522, situadas al sur de Martha´s Vineyard y de Nantucket, una zona con vientos fuertes de la costa este de EE. UU. y lo suficientemente alejada de tierra para que los aerogeneradores no puedan ser visualizados desde el territorio de Connecticut.

A la espera de concretar los detalles, desde Vineyard avanzan que el proyecto supondrá una inversión de "cientos de millones de dólares" y "miles de empleos", sobre todo en Bridgeport y alrededores.

Iberdrola, a través de Vineyard, desarrolla otros proyectos en eólica marina en EE. UU. En concreto frente a las costas de Massachusetts y con 800 MW de capacidad que pudieran ser ampliables. La aprobación oficial de esta iniciativa está en estudio por parte de las autoridades estadounidenses.

 

Normas