Los planes de Bird & Bird en Madrid: doblar su tamaño en cinco años

La firma, que cuenta ya con 70 abogados en España, inaugura su nueva sede en el Paseo de la Castellana

Isidro del Moral y Coral Yáñez, 'co-heads' de Bird & Bird en Madrid.
Isidro del Moral y Coral Yáñez, 'co-heads' de Bird & Bird en Madrid.

Bird & Bird no tiene intención de aflojar la marcha. La firma, cuyo crecimiento en los últimos años ha obligado a trasladar su sede en Madrid de la calle Jorge Juan al paseo de la Castellana, junto a la plaza de Colón, se muestra ambiciosa de cara a los próximos años.

"Desde 2015, el despacho ha doblado todos sus parámetros: volumen de negocio, número de abogados, socios, etc. El objetivo es seguir esa senda y, en los próximos cuatro o cinco años, volver a doblarlos", explica Isidro del Moral, nuevo co-head de la organización (en sustitución de Jesús Vega), cargo que comparte con Coral Yáñez. A día de hoy, en España la firma cuenta con 90 empleados, de los cuales 70 son abogados (13 socios: 7 hombres y 6 mujeres).

Entre los planes de Bird & Bird en la capital, relata Yáñez, está el combinar el crecimiento orgánico con el inorgánico. "La primera opción siempre es la promoción interna, y eso lo combinamos con las oportunidades que brinde el mercado". Las áreas en las que la firma quiere reforzarse a corto plazo son: propiedad intelectual, tecnologías de la información y nuevas tecnologías.

A nivel global (Bird & Bird no da datos por oficinas), el bufete cerró el pasado ejercicio con unos ingresos de 400 millones de euros, un 10% más que el anterior. "Los planes son seguir creciendo poco a poco, asesorando a compañías que afronten su transformación digital o que sean líderes en sectores vinculados con las nuevas tecnologías", asevera Yáñez.

Desde el despacho ven con preocupación la situación política y económica nacional e internacional, pero indican que, a la vez, plantea buenas oportunidades de negocio.

Consulte la mejor guía para una gestión empresarial de su despacho.

Normas