Tribunales

Primera sentencia millonaria contra la ampliación de capital de 2016 de Popular

Cerquia, que llegó a tener el 0,19% del banco, demandó la inversión de 3,7 millones de euros. La firma llegó a invertir en Popular más de 50 millones

Primera sentencia millonaria contra la ampliación de capital de 2016 de Popular

La inmobiliaria Cerquia ha ganado una de las tres demandas que interpuso contra Banco Popular tras su resolución y venta a Santander el 7 de junio de 2017. Esta inmobiliaria familiar, propiedad de una de las fortunas de Guadalajara, llegó a invertir entre 2009 a 2017 más de 50 millones de euros en Banco Popular en diferentes productos. Llegó a controlar el 0,19% del capital del banco.

El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Guadalajara falló el 29 de marzo de este año a favor de la familia Cercadillo (familia de los dueños de Hercesa), aunque la sentencia no ha sido firme hasta el pasado 23 de septiembre, fecha en la que se cumplió el plazo para que Santander, actual dueño del ya desaparecido Banco Popular, procediera a recurrir el escrito del juzgado de Guadalajara.

Pero para sorpresa de los abogados de Cerquia Gestión, la entidad que preside Ana Botín ha decidido no ejercer su derecho, con lo que, según los letrados Javier Pérez Picallo y Enrique Iglesias Fernández, del despacho LPM Abogados, supone que el fallo es firme, aunque no crea jurisprudencia, y se convierte en la primera sentencia millonaria a favor de un accionista. Fuentes de Santander, sin embargo, aseguran que sí han recurrido la sentencia.

La jueza Ángela Sanz Rubio acuerda en su sentencia “la nulidad por dolo y/o error en el consentimiento de las órdenes de compra de 3.002.090 acciones de Banco Popular que fueron suscritas por Cerquia con ocasión de la ampliación de capital con derechos de suscripción preferente que la entidad realizó en mayo de 2016”. De esta forma, la magistrada reclama “la restitución recíproca de las prestaciones recibidas por cada una de las partes intervinientes en dicha operación y junto con los intereses legales devengados”.

El empresario Carlos Cercadillo invirtió en la compra de estas acciones 3.752.970,78 euros, aunque ahora hay que determinar el importe que el banco deberá restituirle para lo que habrá que esperar a la ejecución de la sentencia para el cálculo de los intereses, que según sus abogados superará los 4 millones.

Los abogados del empresario inmobiliario decidieron el pasado año separar la reclamación en tres frentes. El primero, correspondiente a un producto estructurado que Cerquia Gestión contrató en 2009-2010, ligado a acciones del Popular. La demanda argumenta que el producto fue vendido sin avisar de los riesgos. Las otras dos de mandas están vinculadas a las ampliaciones de capital de 2012 y 2016.

Normas