Finanzas

La principal fintech de Brasil, Creditas, crea en Valencia su centro tecnológico

Su fundador, el español Sergio Furio, empezó en 2012 con 15 empleados y 150.000 dólares, hoy cuenta con 1.100 trabajadores que subirán a 2.000 en 2020 y está valorada en 750 millones de dólares

Sergio Furio, consejero delegado y fundador de Creditas
Sergio Furio, consejero delegado y fundador de Creditas

La fintech Creditas, la principal plataforma digital de préstamos con garantía de Brasil, ha elegido España para implantar su centro tecnológico, según explica su consejero delegado y fundador, Sergio Furio.

Furio, un banquero que empezó en Deutsche Bank y tras pasar por otras firmas ligadas al sector financiero desembarcó en la filial estadounidense de BBVA, Compass. Fue ahí dónde se le ocurrió la idea de crear Creditas en Brasil en 2012, en plena crisis financiera.

El origen fue, según explica Furio, BankFacil, un comparador de productos financieros con la misión de facilitar el acceso de los brasileños a créditos con mejores condiciones. “El proyecto nació con una inversión de 150.000 dólares. Pero un año después ya logramos cerrar una ronda de financiación con una inversión de 1,5 millones de dólares”, explica este emprendedor, cuya firma ya tiene un valor de 750 millones de dólares, y se ha convertido en una de las fintech más valiosas a nivel internacional.

Ahora Credit, marca que adoptó en 2017, cuenta con tres sedes: una en Sao Paulo (Brasil), otra en México DF (México) y la tercera y recién estrenada en Valencia (España).

“Nací en Valencia, y quería volver a mi tierra con algún proyecto. Por eso, he decidido llevar allí (coworking en Ruzafa de Valencia) el centro tecnológico de Creditas. El objetivo es desarrollar en España todos los avances tecnológicos para Creditas”, declara orgulloso el fundador y primer ejecutivo de la fintech.

Esta financiera (tiene ficha de establecimiento financiero), cuenta en la actualidad con 1.100 empleados. “Empezamos curiosamente en un garaje [Apple, Google, Microsoft y Amazon también comenzaron en un garaje] en Sao Paulo con 15 personas. Un año después ya éramos 30. Ahora somos 1.100 empleados, y el objetivo es llegar en 2020 a los 2.000 trabajadores, y seguir creciendo”, añade Furio en declaraciones a este periódico.

En España ahora trabajan en la plataforma tecnológica 30 personas, “pero queremos subir a 100 empleados el año que viene, todos de perfil tecnológico. Por eso estoy ahora en España, estoy contratando a más personal. Busco profesionales del área de tecnología que apoyen el trabajo de nuestro equipo en Brasil. Quiero, además, que se mejore la visión global de españoles y brasileños”, añade este directivo, que un día conoció en Estados Unidos a una mujer brasileña que hoy es su mujer y quien le convenció para emprender su aventura financiera en Brasil.

Furio no descarta sacar a Bolsa Creditas en un futuro. “No lo descarto, pero no nos lo planteamos ahora. De momento, seguimos creciendo con rondas de financiación. Tenemos mucha demanda. La última ronda que llevamos a cabo fue hace tres meses por un volumen de 231 millones de dólares, liderada por el grupo japonés SolfBank.

Antes, en 2018 cerramos la ronda C de financiación por 55 millones de dólares de fondos internacionales de ventura capital. En esta ronda entró, entre otros, Banco Santander. También en la ronda siguiente, aunque tiene un porcentaje pequeño de la firma. En total, sumamos 314 millones de dólares (280 millones de euros) obtenidos de fondos internacionales de capital riesgo”.

Creditas cuenta entre sus inversores con Kaszek Ventures, Quona’s Accion Frontier Fund, Redpoint eVentures, QED Investors, Naspers Fintech, International Finance Corporation and Endeavor’s Catalyst fund, SofBank Vision Fund, SoftBank Latin America Fund, Vostok Emerging Finance, Santander InnoVentures and Amadeus Capital.

Creditas ofrece tres productos: préstamos con garantía hipotecaria, préstamos con garantía de vehículo y préstamos privados con garantía de nómina.

Esta fintech, además, acaba de inicia su expansión por México y ha hecho su primera adquisición, Creditoo, una plataforma online de créditos para trabajadores de empresas privadas, que es la que le ha permitido entrar en el segmento de préstamos que cuentan con la garantía de las nóminas de los empleados de las empresas con las que llega a acuerdos. Ahora también ha entrado en las reformas viviendas, como una vía para “vincular más al cliente”. También inició hace dos meses la financiación en concesionario para la compra de un coche, generalmente de segunda mano.
El objetivo de Furio es que Creditas “sea el centro de tu vida. Lograr vincular al cliente” con préstamos al consumo con la garantía de la vivienda, coches o la nómina.

Mientras que en los últimos cuatro años Creditas ha ido multiplicando por cuatro sus ventas, ahora el reto es “triplicar las ventas cada año hasta 2020 y que la plantilla crezca un 50% cada ejercicio”, explica este emprendedor, quien asegura que la firma seguirá invirtiendo sus resultados, de ahí que esté aún en pérdidas, para seguir creciendo, aunque ya espera que en 2022 pueda dar beneficios. Aunque la rentabilidad para el inversor es ya del 7% más la inflación. 

La aventura americana

Sergio Furio. Es licenciado en administración de empresas por ESADE y con un MBA por la Universidad de Cornell (ïtaca- Nueva York). Cuenta con más de 20 años de experiencia en el sector financiero, en entidades como Deutsche Bank, Boston Consulting Group o BBVA Compass.

Soluciones más baratas. Su proyecto de ofrecer soluciones de créditos personales online con tasas de interés muy por debajo, y con menores cuotas y plazos más amplios al pagar que en la banca tradicional han convertido a su fintech, Creditas, en la principal plataforma de Brasil.
Creditas. Ha sido destacada como una de las fintechs más prometedoras por Fast Company, CB Insights, Love Monday y Likedlin. Ya ha conseguido cuatro rondas de financiación.

Su historia. Sergio Furio estaba trabajando en la filial estadounidense de BBVA cuando empezó a analizar los intereses de los créditos que se cobraban en Brasil (del 200%), empezó a plantearse la manera de diseñar un nuevo modelo de negocio que permitiese ofrecer mejores condiciones de préstamos. Tomó entonces la decisiòn de mudarse a Brasil y montó Creditas en abril de 2012, con 150.000 dólares y 15 colaboradores. Hoy la empresa está valorada en 750 millones de dólares y cuenta con 1.1000 empleados, con presencia en este país, México y ahora España.

Normas