La negociación con BBVA sobre Castellana Norte lleva a Merlin a su máximo bursátil

La socimi sube un 2,06%, a 12,89 euros el título, mientras el banco gana el 0,4% y el grupo San José se apunta un 2,32%

Recreación de cómo quedará el norte de Madrid cuando esté finalizado el proyecto.
Recreación de cómo quedará el norte de Madrid cuando esté finalizado el proyecto.
Madrid / Lagos (Portugal)

La negociación que BBVA mantiene abierta con Merlin Properties para traspasarle la Operación Chamartín, revelada la noche del miércoles por CincoDías, le valió ayer a la socimi una buena jornada bursátil en la que la acción alcanzó su máximo histórico.

La noticia, en todo caso, fue bien valorada por los inversores de las tres grandes firmas implicadas en el proceso, con alzas para BBVA, dueña del 75% del desarrollo inmobiliario, y del grupo constructor San José, que podría sacar partido al acuerdo entre las otras dos empresas al tener en sus manos el 25% restante del proyecto.

En el caso de Merlin, los títulos cotizaron toda la sesión claramente al alza, pasando de los 12,63 euros con los que cerró el miércoles a culminar el día en los 12,89 euros, sellando un avance del 2,06%, el segundo mayor del Ibex 35. La firma llegó a superar esa marca a media tarde cuando se posicionó momentáneamente en los 12,92 euros por acción.

La negociación abierta con BBVA es “una buena noticia para Merlin, que se haría con el control del proyecto”, explican los analistas de Bankinter, agregando que hacerse con la Operación Chamartín le permitiría “consolidar su posición de líder del mercado inmobiliario en España”.

De momento, el movimiento de ayer afianzar la capitalización bursátil de la compañía por encima de los 6.000 millones –cerró en 6.055–, superando el máximo anterior, en los 12,79 euros por título del pasado lunes. Las acciones de Merlin, que acumulan un alza del 20% en lo que va de 2019, duplican así ya el precio mínimo que llegaron a marcar al poco de echar a andar en el parqué, hace cinco años.

El comportamiento de BBVA también fue positivo, pero más discreto, lo que desde Renta 4 achacan a que, para el banco, el traspaso del desarrollo urbanístico del norte de Madrid no sería “excesivamente relevante dado que el valor en libros actual de su participación en la inmobiliaria no es grande en términos relativos al tamaño del grupo”.

Con todo, la operación permitiría al banco contentar al supervisor bancario europeo, que le insta a salir del negocio promotor, y liberaría valiosos recursos. Como resultado, la acción subió ayer un 0,4% hasta los 4,69 euros. Un movimiento alcista que resultó excepcional en una sesión en la que todo el resto de entidades financieras del Ibex 35 cerraron a la baja.

Incluso Santander, que podría verse indirectamente beneficiada al controlar el 22% de Merlin, se dejó ayer un 0,15%. A BBVA, el avance le ayudó a apuntalar la subida del 1,27% que lleva en lo que va de año, y a alejar el valor de la zona de mínimos de dos años en la que se situó en verano, en torno a los 4,2 euros.

Paradójicamente, la compañía relacionada con la Operación Chamartín que más subió ayer en Bolsa es la que no está sentada en la mesa de negociación. El grupo constructor San José, que aunque acabe habiendo pacto entre BBVA y Merlin mantendrá en sus manos una cuarta parte del Distrito Castellana Norte, cotiza en el mercado continuo donde subió un 2,32% hasta los 7,05 euros por título. Después de todo, los visos de que un acuerdo entre el banco y la socimi ponga a andar la promoción del nuevo barrio prometen revalorizar la participación de un grupo que tiene en Chamartín su mejor baza.

Normas