Los directivos de Thomas Cook serán investigados en Reino Unido por el colapso de la compañía

El Servicio de Insolvencia, dependiente del Ejecutivo británico, dictaminará si se perjudicó a "los acreedores y a los planes de pensiones"

touroperador thomas cook
Pasajeros afectados por el colapso de Thomas Cook hablan con oficiales de la embajada británica en el aeropuerto Ioannis Kapodistrias en la isla de Corfú (Grecia) Reuters

El Gobierno británico ha ordenado que se investigue el papel de la directiva de Thomas Cook Group en el colapso de la touroperadora, que este lunes entró en concurso de acreedores. 

La Secretaria de Estado de Comercio de Reino Unido, Andrea Leadsom, ha remitido una carta al Servicio de Insolvencia, una agencia ejecutiva del Departamento de Estrategia Comercial. En la misiva Leadsom pide que se investigue la responsabilidad de la alta plana de Thomas Cook y la causa de que la touroperadora más antigua del mundo haya entrado en concurso de acreedores. Además, pide a este organismo que dictamine si los acreedores y los planes de pensiones han sufrido algún perjuicio a raíz de la insolvencia de la empresa. 

Hasta el momento el anuncio de Thomas Cook ha provocado que se pierdan 9.000 empleos en Reino Unido y otros 12.000 peligran en Alemania y en los países escandinavos. La propia Leadsom ha asegurado que la deuda de Thomas Cook hubiese impedido que operase más de dos semanas. La aerolínea Condor, filial de Cook, ha asegurado hoy que mantiene los vuelos que tenía programados. 

Reino Unido descarta un rescate

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha descartado un rescate de Thomas Cook alegando que sería un "riesgo moral" intervenir la compañía. El Ejecutivo, además, ha sido crítico con la retribución de los directivos de la empresa. Boris Johnson cuestionó que el Estado se tenga que hacer cargo de las acciones de los directivos, que deberían tener preparado "algún tipo de seguro" para enfrentarse a situaciones como la que ha sucedido. 

La portavoz de comercio del partido laborista, Rebecca Long-Bailey, ha demandado este martes al gobierno británico que explique los motivos por los que en su día renunció a ayudar a Thomas Cook cuando una parte de su negocio todavía era solvente. 

Reino Unido empezó a repatriar a turistas el lunes, día en el que la Civil Aviation Authority (CAA) operó 64 aviones que llevaron de vuelta al país a más de 14.700 pasajeros. Para este martes está previsto que aumenten a 74 aviones (18 de ellos en España, según Aena), que transportarán a 16.800 pasajeros según la CAA, dentro de la llamada Operación Matterhorn.

El regulador contable valora abrir una investigación

El Consejo Británico de Información Financiera ha dicho este martes que valora investigar el colapso de los viajes de la compañía Thomas Cook. "A la luz de los recientes acontecimientos en Thomas Cook, estamos considerando si existe algún caso para la investigación y la acción coercitiva con carácter de urgencia y en cooperación con el Servicio de Insolvencia", ha dicho un portavoz de la institución.

Normas
Entra en El País para participar