Inversion

Los fondos y sicavs pillados en la quiebra de Thomas Cook

Una sicav, varios fondos españoles y los más grandes internacionales retenían psoiciones en acciones y bonos del touroperador

Los fondos y sicavs pillados en la quiebra de Thomas Cook

La quiebra de Thomas Cook no ha sorprendido a nadie. O, al menos, en los mercados financieros. El gigante británico del turismo de masas arrastraba problemas desde hace meses y los inversores que han querido minimizar el riesgo a un posible default, han podido hacerlo y han ido reduciendo su exposición. Otros, sin embargo, han optado por jugar un juego de alto riesgo: mantener sus inversiones en acciones y bonos a la espera de un rescate del grupo.

Pocos son los inversores españoles que, todavía este lunes en el momento del cataclismo mantuviesen acciones de Thomas Cook en sus carteras. Según los registros de la CNMV a 30 de junio, solo la sicav Balaguer 98 de Inversión, administrada por la gestora y agencia de valores Esfera Capital, apuesta un 0,68% de su cartera en este valor, precisamente una de sus nuevas apuestas del pasado trimestre.

Peor es la situación para los gigantes internacionales de la gestión de activos. Tras el gigante chino del capital riesgo, Fosun, Invesco es el segundo mayor accionista de Thomas Cook, según los registros de Bloomberg. Retiene un 13,79%, pese a haber vendido 22,7 millones de acciones el viernes. Entre los primeros accionistas del grupo figuran las dos mayores gestoras del mundo: Vanguard (2,67%) y BlackRock (2,51%). También figuran entre los afectados las aseguradoras británicas Aviva (3,19%) y Satandard Life Investment (2,81%).

La exposición a Thomas Cook de los inversores españoles es mayor en bonos. La gestora más expuesta a su deuda cotizada es, como en las acciones, Esfera Capital, que dedica un 1,19% en cada uno de sus fondos Gesem Conservador Flexible y Gesem Faro High Yield, de acuerdo con los datos enviados a cierre de semestre a la CNMV. El vehículo especializado en bonos de alto riesgo de Ibercaja ha apostado un 0,26% en esta deuda, mientras que los vehículos de Geescoperativo (que presta servicios de inversión a las cajas rurales) ha reducido su exposición progesivamente, que es inferior al 0,1% en sus vehículos Rural Mixto.

En cuanto a las grandes fortunas, la quiebra de Thomas Cook ha pillado en la picota a dos familias valencias. Los fundadores de los calzados Pikolinos, los Peran, dedican un 0,48% de su sicav Syriane al grupo. Mientras, los creadores del grupo de distribución de café Mendoza invertían el 1,23% de su sicav Romaranan, Ambas están gestionadas por Bankinter, mientras que tanto BBVA como el Santander cuentan con una sicav afectada cada uno: New Garment y Santander SICAV Euro Corp, domiciliado en Luxemburgo.

En cuanto a los fondos internacionales, los más perjudicados son una pléyade de hedge funds como el norteamiricano MAN o el británico Jupiter, de acuerdo a los registros de Bloomberg. La lista de acreedores damnificados la completan grandes aseguradoras como Axa y Mizinigh o grandes gestoras de fondos como Schroders o BlackRock.

Normas
Entra en El País para participar